Guillermo y Máxima de Holanda vuelven a disfrutar de su agenda en común fuera del Palacio Huis ten Bosch de La Haya. La pareja, que mantenía antes del confinamiento un ritmo de compromisos institucionales muy alto, tanto conjuntamente como por separado, ha estado varios meses realizando la mayoría de sus citas de manera online y digital.

Artículo recomendado

Máxima de Holanda deslumbra en su cita con Eurovisión con un un diseño de Victoria Beckham

Máxima de Holanda deslumbra en su cita con Eurovisión con un un diseño de Victoria Beckham

Este jueves, Guillermo y Máxima han viajado hasta la provincia de Limburgo, concretamente a las ciudades de Venlo, Bergen y Venray, para conocer de primera mano el impacto que el covid-19 ha tenido en la región durante el año pasado. Limburgo ha organizado un mercado de alimentos y agricultura biológica con motivo de su intención de convertirse en la provincia más saludable de los Países Bajos.

Guillermo y Máxima de Holanda

Guillermo y Máxima de Holanda visitan la región de Limburgo.

Gtres

Así, el soberano y su mujer han podido conocer algunos de los nuevos modelos de alimentación que proponía este evento, una cita para la cual Máxima ha vuelto a coronarse como "reina de estilo". Y es que sus coloridos y alegres estilismos ya se echaban de menos...

Con un vistoso abrigo, firmado por el diseñador dominicano Óscar de la Renta, la reina de los Países Bajos ha vuelto a poner la nota de color a su jornada. Se trata de una pieza con cuello camisero, manga larga y brocado floral que combina varios colores y que tiene un precio que supera los 5.000 euros.

Máxima de Holanda

Máxima de Holanda con un abrigo de Óscar de la Renta y tocado en mimbre trenzado.

Gtres

Máxima ha combinado esta prensa con un vestido verde esmeralda de su firma de cabecera, la belga Natan, su favorita, con escote asimétrico, unos salones de ante también verdes de Gianvito Rossi. un tocado pillbox verde realizado en mimbre trenzado y una cartera de raso en verde oscuro.

Los reyes de Holanda viajan juntos después de que hace solo unos días Guillermo le otorgara a su mujer, con motivo de su 50º cumpleaños, la Gran Cruz de la Orden de Orange (la más importante de las cuatro existentes que se puede conceder a miembros de la Familia Real), como agradecimiento por sus servicios a la Corona. Una distinción que la argentina suma a la Orden del León de Oro de la Casa de Nassau, que Máxima recibió con motivo de su boda con el rey Guillermo.