Los medios griegos han sido quiénes han provocado un enorme revuelo al publicar que Constantino de Grecia se encontraba ingresado "en estado grave" en una clínica privada en Atenas. Desde la distancia, la reina Sofía se preocupó mucho por la salud de su hermano, a quien había visitado semanas antes con motivo de su 79 cumpleaños.

Dada la preocupación que se generó dentro y fuera de Grecia, la casa real se apresuró a desmentir la noticia con un breve comunicado: "Su Majestad el rey Constantino cuenta con buena salud y no está en el hospital como los tabloides han publicado. De ser así, se habría hecho un comunicado oficial desde su oficina". Unas palabras que seguro han tranquilizado a doña Sofía, que está muy unida a su hermano mayor.

Aunque afortunadamente Constantino se encuentra bien, los problemas de salud del monarca han sido constantes en los últimos años. En 2016 sufrió una embolia pulmonar y, además, lleva varios años en silla de ruedas debido a complicados problemas motores.

A pesar de la distancia, la reina Sofía siempre ha estado muy unida a toda su familia. Es con Irene con quien mantiene una relación más estrecha, ya que vive con ella desde hace años, pero el cariño que siente por su hermano mayor es incondicional.

Reina Sofía