Este 6 de enero la reina Letizia se convertía en noticia por aparecer, en el día de la Pascua Militar, con un detalle en su estilismo que no ha pasado desapercibido y con el que pone el punto rockero a su innata elegancia. Se trata de un nuevo piercing (una pequeña perla plateada) que la mujer del rey Felipe lucía junto a los pendientes elegidos firmados por Bulgari en forma de aro, realizado en oro blanco, diamantes y aguamarinas, elegidos para el momento.

Artículo recomendado

La reina Letizia saca a relucir su lado más atrevido con el nuevo piercing que luce en su oreja

La reina Letizia saca a relucir su lado más atrevido con el nuevo piercing que luce en su oreja

Una decisión que, para tratarse de una reina, podría parecer algo arriesgada, pero lo cierto es que ella no ha sido la única que ha querido "acercarse" a las modas más juveniles y convertirse, así, en una royal de lo más cercana. Una elección que ha copiado a Rania de Jordania quien, a pesar de ocultarlo en la mayoría de sus posados, lleva varios de ellos.

En los vídeos que ella misma publica, puede verse a la mujer del rey Abdalá II con diferentes modelos en la oreja izquierda, la misma que ha escogido Letizia para su primer piercing.

Pero Letizia y Rania no son las únicas. Entre otras princesas y royals del mundo, hemos visto perforaciones adicionales a los pendientes en algunos de los looks de Sofia de Suecia, por ejemplo, que tuvo un piercing en su ombligo, o Mette-Marit de Noruega, quien por lo general lleva su segundo agujero en la oreja sin adorno alguno.

Charlene de Mónaco
Gtres

Pero si hay una princesa con alma rockera esa es, sin duda, Charlene de Mónaco. Sus piercings en la oreja combinan a la perfección con el corte de pelo con el que sorprendía las Navidades pasadas y en el que lucía media cabeza rapada. A pesar de los más de diez años de matrimonio con Alberto de Mónaco, la sudafricana no olvida su espíritu rebelde.