La reina Letizia ha tenido una semana especialmente ajetreada que no acabará hasta este domingo, cuando presida la Final de la 'Copa de la Reina' de baloncesto coincidiendo con el Día de la Mujer. Este viernes, ha seguido con su agenda y ha presidido una reunión de trabajo de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida, donde será informada de los fines y labores de dicha asociación.

Artículo relacionado

Era mucho pedir que la mujer de Felipe VI nos regalase otro estilismo de infarto, por lo que en esta ocasión ha echado mano del fondo de armario y ha rescatado el traje rosa oversize de Hugo Boss que estrenó el año pasado y que se ha convertido en uno de sus favoritos ya que en apenas cuatro meses lo ha lucido hasta en tres ocasiones.

Se trata de la opción perfecta para ir a la oficina pero con ese toque de temporada que le otorga el toño rosa. Tras la blazer, de abotonadura doble, ha vuelto a decantarse por una blusa blanca con escote plisado de Carolina Herrera.

Letizia

La monarca ha completado su look con los salones de charol a juego, modelo Mayfair de Hugo Boss. La joyería ha sido especialmente discreta. Los aros dorados con efecto bambú que comparte con su hija Leonor y su inseparable anillo de Karen Hallam, regalo de don Felipe. Una vez más y ya va siendo llamativo, la Reina ha preferido no sumar a su estilismo ningún tipo de bolso o cartera.