La Reina llegaba al Museo Arqueológico de Asturias con una enorme sonrisa. Recibida con vítores y aplausos al grito de ¡Viva la Reina!, la mujer de Felipe VI reconoció que: "Me encanta venir cada mes de julio a Oviedo, a esto". Y es que, cada visita a Oviedo es muy especial para ella, ya que cabe recordar que fue la ciudad que la vio nacer.

Doña Letizia se despedía de su agenda institucional en Madrid con un estreno estilístico que no pasó desapercibido para nadie. Para la ocasión, se decantó por un vestido estampado en color verde de la firma francesa Maje, muy favorecedor.

Artículo relacionado

Tras la ponencia no dudó en saludar a todos los allí presentes. Muy cercana a los más pequeños, cuando se fue a hacer una fotografía con todos los alumnos bromeó: "¿Qué os daban de desayunar en casa, qué escuchábais, cómo fue que tres hermanos hayan cultivado hasta estos niveles de excelencia la música?".

Letizia

A lo que el joven director de orquesta contestó: "Cola Cao, aunque mis hermanos eran más de Nesquik". "Seguro que tomábais algo más nutritivo, proteínas y grasas saludables", comentaba con gran sentido del humor ante las risas de todos.