Joaquín de Dinamarca y su esposa la princesa Marie han iniciado lo que podría decirse una nueva vida. Después del repentino ictus que sufría este verano el hijo menor de la reina Margarita durante sus vacaciones, la recuperación les ha hecho replantearse la situación y, aunque han vuelto a París, han decidido dar un cambio al rumbo que estaban tomando.

Artículo relacionado

Con el príncipe arrancando su nueva etapa laboral como agregado de defensa en la embajada danesa en Francia, y con las restricciones de viajes aún activas, la pareja ha prometido que mantendrán una presencia institucional más destacada que la que estaban teniendo los últimos meses. Lo que parecía un "adiós" a la Corona se ha convertido en un compromiso más fuerte que, por el momento, parece que tanto el hijo de Margarita II como su esposa están dispuestos a cumplir.

Marie de Dinamarca
Gtres

A pesar de que han establecido su residencia en París, donde viven con sus dos hijos -Henrik (11 años) y Athena (8 años)-, ambos continuarán muy activos en representación de la Corona. Y así lo hacía la princesa Marie, que ha reactivado este lunes su agenda institucional con una visita a la exposición L'Âge d'or de la peinture danoise en el Petit Palais, creada en colaboración con el Statens Museum for Kunst en Copenhague y el Museo Nacional Sueco en Estocolmo, disponible para visitar hasta enero de 2021.

Desde la Casa Real han querido compartir esta cita para mostrar la actividad de la royal. "La exposición presenta una serie de pinturas danesas del Siglo de Oro del período 1801 a 1864 y es parte de la iniciativa del Panel Internacional de Cultura en Francia 2017-2020. Durante la visita de hoy, a la princesa se le mostraron pinturas de los pintores C.W. Eckersberg y C.S. Købke.", se informaba desde la cuenta oficial de Instagram.

Marie de Dinamarca
Gtres

Para la ocasión, Marie de Dinamarca ha lucido un estilismo de lo más elegante colorido que, muy a su pesar, probablemente la reina Letizia ya no lucirá. Esto de debe a que el florido vestido de la princesa danesa tiene un largo que deja ver las rodillas, una tendencia que la esposa del rey Felipe ha ido descartando de su armario por lo que, desde hace meses, ya no muestra esta parte de su cuerpo.

Ha sido durante el verano cuando Letizia ha dejado muy clara esta decisión, escogiendo vestidos de corte midi o largos, con los que ahora parece que se siente más cómoda. Queda claro que, si no ha optado por ellos en la época del año en la que son más comunes, mantendrá esta decisión durante los próximos meses de otoño e invierno.