Ya son numerosas las excentricidades que conocemos de la reina Isabel II. Tiene una empleada encarga exclusivamente en caminar con sus zapatos para que cuando ella los utilice no le duelan, los mantones de bautismo están "ensuciados" con té para parecer más antiguos... y ahora la Reina de Inglaterra no se deja maquillar por nadie. Es ella misma quien colorea su tez y pinta sus labios en casi todas sus salidas públicas.

La diseñadora Angela Kelly, que ha trabajado durante más de 25 años con la monarca, ha sido quien ha revelado esta nueva manía de Isabel II. Eso sí, solo hay un evento en el que precisa los servicios de un maquillador profesional. Se trata del tradicional discurso de Navidad que graba cada año desde el Palacio de Buckingham para todos los ingleses y para el que tiene que estar perfecta. Para ese día, Isabel II solicita los servicios de Marilyn Widdess, popular maquilladora de televisión.

Artículo relacionado

La madre de Carlos de Inglaterra aplica diariamente un poco de colorete y su pintalabios rosa favorito. No quiere ni oír hablar de bases de maquillaje, y es que según aseguraba la reina Victoria, usar maquillaje no es de buena educación.

Reina Isabel II