No hay duda de que es todo un icono de estilo, y en su última aparición pública a vuelto a demostrarlo. Rania de Jordania acaba de realizar un viaje oficial a la ciudad de Ammán, capital del país, para reunirse con un grupo muy especial de mujeres.

Artículo relacionado

Ellas pertenecen a la tribu Balqawi, y han mantenido una reunión con la reina jordana para hablar sobre su situación y que la royal conociera de primera mano su día a día, sus preocupaciones y sus inquietudes. En el encuentro, que ha durado varias horas, las mujeres han realizado una especie de mesa redonda para que todas ellas pudieran tener voz y voto en la conversación. Rania, por su parte, ha escuchado atentamente las opiniones de todas ellas, participando y teniendo en cuenta cada una de sus palabras.

Rania de Jordania
Gtres

Como era de esperar, la soberana de Jordania ha vuelto a sorprender con el estilismo escogido para la ocasión: un kaftán largo con motivos étnicos, de color rojo y con bordados en negro y dorado. Su melena suelta y unos discretos pendientes, así como unos zapatos de tacón en charol negro, han sido los únicos complementos que ha elegido para esta reunión de mujeres. Un pequeño guiño con el que la reina vuelve a demostrar su elegancia y estilo, a la vez que consigue identificarse en la mayor medida posible con las mujeres a las que ha visitado.