Rania de Jordania lo ha vuelto a hacer. La reina hachemita ha dado toda una lección de estilo en su última aparición pública este domingo 27 de febrero. Junto a su esposo, el rey Abdalá II, ha viajado hasta Abu Dabi para recoger el premio Zayed a la Fraternidad Humana 2022.

Artículo recomendado

Rania de Jordania se convierte en la perfecta anfitriona de Harald y Sonia de Noruega

Rania de Jordania se convierte en la perfecta anfitriona de Harald y Sonia de Noruega

Durante su visita a los Emiratos Árabes, Rania ha lucido dos estilismos deslumbrantes para los eventos públicos a los que tenía que asistir, pero ha sido uno de ellos el que ha destacado por encima del otro, dejando clara la elegancia innata de la reina hachemita y recuperando esa cintura de avispa que tan bien le sienta.

Rania de Jordania
Gtres

Lo ha hecho con una falda plisada que ya pudimos ver durante el TRT World Forum celebrado en Estambul en 2018. La prenda, que firma de Emilia Wickstead, es un diseño de talle alto, largo midi y corte acampanado que tiene la maravillosa capacidad de afinar la cintura y estilizar la silueta.

Rania ha combinado esta maravillosa pieza con una camisa blanca muy especial, de mangas abullonadas y con preciosos bordados de palomas blancas. Una de estas aves sostiene una flor roja, toda un gesto de paz y fraternidad claramente dirigido a los complicados tiempos bélicos que vivimos, muy acorde al premio que recibía junto al rey Abdalá.

Rania de Jordania
Gtres

Rania ha completado su elección con unos salones de tacón alto en color nude con los que conseguía alargar sus piernas. Un truco que hemos visto varias veces en la reina Letizia y en Kate Middleton, fiel seguidora de las creaciones de Emilia Wickstead.