La Warwick Economics Summit ha sido el escenario escogido por Rania de Jordania para su regreso a la agenda pública institucional después de varias semanas sin tener noticias sobre ella. La reina hachemita estuvo presente -de manera digital como el resto de participantes- en una nueva edición de esta cumbre sobre economía dirigida a jóvenes universitarios.

Artículo relacionado

Dentro del marco de este evento, la mujer del rey Abdalá de Jordania concedía una entrevista a la periodista Becky Anderson para la cadena CNN en la que se ha mostrado muy directa y rotunda públicamente, algo que es con habitual en ella. Para la ocasión, la soberana lució un diseño en azul oscuro firmado por Liya.

Rania de Jordania

Rania de Jordania se ha mostrado muy implicada con la pandemia, preocupándose por las vacunas y reclamando un sistema más igualitario.

Con tono crítico, la reina Rania se ha mostrado muy implicada con la pandemia ocasionada por el covid-19, preocupándose por las vacunas y reclamando un sistema más igualitario y justo que llegue a todos por igual. "Todos estamos en una carrera contra la pandemia, no en contra unos de otros", aseguraba en tono relajado pero contundente.

Su idea no era otra que alertar sobre el hecho de que los países ricos han podido comprar vacunas para prácticamente el total de su población, mientras que los menos desarrollados deben arreglárselas para vacunar únicamente a un pequeño porcentaje. Tal y como ella misma quiso informar, Jordania es el único país que ha previsto vacunas para los refugiados.

Artículo relacionado

Sin poder contener su descontento, la royal continuaba: "No encuentro explicación de por qué los que tienen un exceso de provisión no pueden donarlo a los países más pobres. Estoy contenta de que algunos se hayan comprometido para hacer precisamente esto. Si no estamos motivados por una responsabilidad ética o moral, entonces al menos que estemos motivados a actuar desde un punto de partida de salud global".

"Esta pandemia ha revelado y reforzado las grietas existentes en nuestro orden mundial, junto a líneas de desigualdad, diferencias de género e injusticia social… Mientras algunas personas disfruta de los beneficios de los mercados globales, muchas otras alrededor del mundo están sufriendo graves problemas paralelos de hambre, violencia y falta de educación. De hecho, por primera vez en 20 años, la pobreza extrema ha vuelto a subir".

Rania de Jordania

La mujer del rey Abadalá ha querido alertar sobre las diferencias sociales que se han agravado por la crisis sanitaria.

A pesar de su tono reivindicativo, la reina Rania también tuvo tiempo para alabar la rapidez con la que los laboratorios han desarrollado las vacunas. "Si dejamos la política y las identidades nacionales a un lado y trabajamos por y para un objetivo común, podemos conseguir mucho para muchos más", aseguraba.

Su conclusión también tuvo un tono pesimista, pero esperanzador. "Sea lo que que sea la normalidad a la que volvamos, sé que no podemos volver a la antigua normalidad, que dejó atrás a demasiadas personas. Si algo hemos aprendido de esta crisis, es que solo somos tan fuertes como el más débil entre nosotros".

[Imágenes: Instagram Queen Rania Al Abdullah]