"Veo todo mi mundo en vuestros ojos. Feliz día de la madre". Con estas bonitas palabras Rania de Jordania celebraba este domingo el Día de la Madre, que en su país tiene lugar el 21 de marzo. El mensaje ha venido acompañado de cuatro imágenes inéditas en las que ella misma aparece con sus cuatro hijos, el príncipe heredero, 26, Imán (24), Salma (26) y Hashem (16)

Artículo relacionado

Y ha sido en redes sociales donde, una vez más, la mujer del rey Abdalá II se ha mostrado muy cariñosa con su familia. La soberana no suele perder la oportunidad de enseñar a sus miles de seguidores el idílico clan que ha creado junto a sus esposo, con quien contrajo matrimonio el 10 de junio de 1993.

A sus 50 años, la reina de Jordania está en uno de sus mejores momentos, tanto a nivel institucional como personal. En las bonitas instantáneas, en las que es posible ver a una Rania muy joven y que evidencian los retoques estéticos a los que se ha sometido en los últimos años.

En 1999 , su esposo Hussein se convertía -con la muerte de su padre- en el rey Abdullah II. Así, Rania vio cómo los focos mediáticos se volcaron en ella, tanto por su belleza árabe como por el estilo que ha mostrado en cada ocasión, siendo ejemplo e inspiración para mujeres tanto de su país como de fuera de él. Desde entonces, se ha convertido en una extraordinaria embajadora de la cultura palestina, modernizándola y defendiendo y apoyando los derechos femeninos en cada movimiento institucional que da.