Europa está cambiando, y con ella la nueva generación de príncipes y princesas herederas. Hace unos días, Mark Rutte, ministro neerlandés, confirmaba que Amalia de Holanda no tendría por qué renunciar al trono en el caso de que se casara con una mujer, un tema que ha revolucionado el clasicismo de las casas reales y ha puesto sobre la mesa una cuestión: ¿Qué pasaría en nuestro país si la princesa Leonor contrajera matrimonio con una mujer?

En un principio, la Constitución no hace referencia a esta específica situación donde si queda patente que el Rey o Reina de España podrá contraer matrimonio con quien quiera. Desde Jaleos se han puesto en contacto con un abogado que ha dado mucha más luz a esta hipotética postura.

Artículo recomendado

Misterio, libertad y nuevos amigos: así ha sido el primer mes de Leonor en Gales

Misterio, libertad y nuevos amigos: así ha sido el primer mes de Leonor en Gales

Según Nicolás Martín, "el propio rey Felipe se podría haber casado con un señor y seguiría siendo rey. La misma Constitución que regula la monarquía recoge en el artículo 14 que todos los españoles son iguales ante la ley sin que ningún tipo de condición o circunstancia personal -incluida la orientación sexual- pueda privar a ningún ciudadano de sus derechos", afirma. Una revelación que responde cualquier duda que se pueda crear al respecto.

Al nacer princesa, uno de sus principales derechos será convertirse en Reina al margen de con la persona que se case. "Su condición sexual jamás podría haberle hurtado sus derechos dinásticos", recalca dicho letrado. El único problema que surgiría en el caso de que Leonor fuera homosexual sería el tema de las descendencia ya que el Jefe del Estado debe asegurar la continuidad de la Institución marcado por el principio clásico de consanguinidad. Un hipotético suceso en el que entraría en juego la adopción, un niño o niña que se convertiría a todas las de la ley en su heredero legal.