El principito Julian de Suecia, tercer hijo de los príncipes Carlos Felipe y Sofia, llegaba al mundo el pasado viernes 26 de marzo llenando de alegría a la familia. El octavo nieto de los reyes Carlos Gustavo y Silvia es el primer bebé que nace después de los cambios que el propio monarca anunciaba en octubre de 2019, una decisión que se tomaba con el objetivo de "aclarar qué personas están dentro de la Casa Real y quiénes realizarán tareas oficiales representado al jefe del Estado", según indicó por entonces la Corona sueca

Artículo relacionado

A pesar de que, al igual que sus dos hermanos y cinco primos, el nuevo bebé desciende de una pareja real, los cambios del rey Carlos Gustavo no afectaron a todos de la misma manera. Desde otoño de 2019, los únicos nietos que llevan el título de "Alteza Real" son Estelle y Oscar, los dos hijos de la princesa heredera Victoria.

Estelle y Oscar de Suecia
Kungahuset

Por su parte, tanto los hijos del príncipe Carlos Felipe (Alexander y Gabriel) como los de la princesa Magdalena (Leonore, Nicolas y Adrienne), no mantendrían este título, por lo que el pequeño Julian directamente ha nacido sin de Alteza Real, a pesar de que sí se considera que pertenece a la Familia Real.

Por entonces, el mariscal de la corte Frederik Wersäll anunció que esta decisión "fue el resultado de una discusión que se ha estado desarrollando durante varios años", y con la que los tres hijos del monarca estaba de acuerdo. Una situación por la cual la agenda de los dos hijos menores de Carlos Gustavo y Silvia de Suecia se ha visto más que reducida, sobre todo en el caso de la princesa Magdalena, que actualmente vive en Florida junto a su familia.

Alexander y Gabriel de Suecia
Prinsparet

Al igual que sus hermanos mayores, Julian Herbert Folke, como es el nombre completo del pequeño, sí tendrá un ducado. El bebé será duque de Halland, un título que perteneció al príncipe Bertil, tío del rey Carlos Gustavo, quien residía en Villa Solbacken, justo donde viven ahora Carlos Felipe y Sofia y su ya familia numerosa. Alexander ostenta el título de duque de Södermanland, y Gabriel es Duque de Dalarna. Además, el pequeño también entra en la línea de sucesión al trono sueco, ocupando el séptimo lugar por detrás de Victoria de Suecia y sus dos hijos, de su padre y de sus dos hermanos, y posicionándose por delante de la princesa Magdalena y sus tres hijos.

Lo que también podría cambiar es el lugar escogido para su futuro bautizo, dejando de lado la tradición familiar de hacerlo en la Iglesia del Castillo en el Palacio Real o en el Castillo de Drottningholm, al igual que todos los hijos y nietos de los monarcas suecos. Por el momento, sus padres se plantean dos opciones alternativas, mejor adaptadas a la pandemia por dimensiones y espacio exterior: el Castillo de Solliden, en Öland, residencia verano de la Familia Real; o el Castillo de Borgholm, tan querido por los príncipes Carlos Felipe y Sofia.