Este sábado 17 de abril Inglaterra vivirá un acontecimiento muy especial que tendrá lugar bajo las estrictas medidas sanitarias actuales en el país. El funeral del duque de Edimburgo acogerá únicamente a 30 asistentes -ya seleccionador por la propia reina Isabel II- que vestirán de estricto luto y se ubicarán tal y como Buckingham Palace ha informado.

Artículo recomendado

Con Kate Middleton, Guillermo y Harry, pero sin Meghan: los invitados al funeral del duque de Edimburgo

Con Kate Middleton, Guillermo y Harry, pero sin Meghan: los invitados al funeral del duque de Edimburgo

Nuevas medidas para nuevos tiempos en los que la soberana quiere mantener la paz en la familia y dejar atrás las intensas semanas mediáticas que provocó la polémica entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle con la presentadora Oprah Winfrey. Una intención a la que parece que se ha sumado Kate Middleton, convirtiéndose durante estos días en mediadora entre su esposo y su cuñado.

Guillermo y Harry

Los príncipes Guillermo y Harry no estarán juntos en el funeral de su abuelo.

Cordon Press

Porque el esperado encuentro entre los hijos del príncipe Carlos se ha realizado de manera forzada por el fallecimiento de su abuelo. Guillermo y Harry se verán mañana en en la capilla de San Jorge de Windsor, aunque no estarán al lado tal y como se ha aclarado desde el Palacio de Buckingham.

Si se hubieran seguido las normas de protocolo, los hermanos caminarían este sábado el uno al lado del otro, sin embargo, se ha decidido hacer un cambio para que su posición en la procesión que seguirá al féretro de Felipe de Edimburgo les mantenga separados en todo momento.

Guillermo y Harry

La posición de los príncipes siguiendo el féretro de Felipe de Edimburgo les mantendrá separados.

Cordon Press

La voluntad del duque de Edimburgo en cuanto a su último adiós eran ser trasladado en un Land Rover que el propio marido de la Reina ayudó a diseñar, por lo que así. La comitiva estará capitaneada por la princesa real Ana y el príncipe de Gales, a quienes les seguirán sus hermanos, el duque de York y el conde de Wessex. Tras ellos, en estricto orden jerárquico, los príncipes Guillermo y Harry, con su primo Peter Phillips entre ellos. Les seguirán el vicealmirante Sir Tim Laurence, marido de la princesa Ana, y el conde de Snowdon, hijo de la princesa Margarita.

Ya en la capilla, los asistentes mantendrán el orden establecido, pero ante la imposibilidad de hacer una fila de tres personas, tras el conde de Wessex y el duque de York, irá el duque de Cambridge y Peter Phillips, seguidos del duque de Sussex y el conde de Snowdon. Sir Tim Laurence cerrará la comitiva, mientras que la reina Isabel acudirá en coche tras la procesión hasta el pórtico de Galileo.