Estuvieron en el punto de mira durante todo el funeral del duque de Edimburgo el pasado sábado 17 de abril, y no era para menos. Los príncipes Guillermo y Harry llevan meses protagonizando un mediático distanciamiento al que se enfrentaban este fin de semana separados incluso en la ceremonia religiosa por su abuela, la reina Isabel.

Artículo recomendado

El príncipe Guillermo y el príncipe Harry acercan posturas tras el funeral al duque de Edimburgo

El príncipe Guillermo y el príncipe Harry acercan posturas tras el funeral al duque de Edimburgo

Pero ellos, ante todo, son familia. Y parece que así de claro lo han querido demostrar en la extensa conversación que mantuvieron al finalizar el funeral de su abuelo, en la que charlaron durante al menos dos horas. Al terminar el acto religioso fue posible ver el primer gesto de complicidad entre ellos. Un momento en el que Kate Middleton también estuvo presente, a falta de Meghan Markle, quien no pudo viajar desde Estados Unidos por su avanzado embarazo.

Guillermo y Harry

Los príncipes Guillermo y Harry mantuvieron una charla a la salida del funeral de su abuelo.

Gtres

Durante esta conversación parece que los hermanos podrían haber firmado la paz, tal y como informa el Daily Mail, asegurando que se reunieron con su padre, el príncipe Carlos, después del funeral del príncipe Felipe el sábado, resguardados de las cámaras y en la intimidad y tranquilidad de su hogar.

Unos momentos en familia que parece que Harry quiere alargar planteándose quedarse unos días más para estar junto a su padre, su hermano y su abuela en el que será su primer cumpleaños de la reina Isabel sin su marido, el próximo miércoles 21 de abril. De esta manera, el príncipe podría comenzar a reconstruir una relación familiar que "ha encontrado fría" a su llegada a Inglaterra.

Príncipes Guillermo y Harry

El príncipe Harry podría estar planteándose alargar su estancia en Reino Unido por unos días más.

Gtres

El funeral del duque de Edimburgo ha sido el primer paso de muchos de los que les quedan a Harry y Guillermo por recorrer juntos. Concretamente, el próximo 1 de julio volverán a coincidir para inaugurar una nueva estatua de su madre, la princesa Diana, en el palacio de Kensington con motivo del que hubiera sido su 60 cumpleaños. Por el momento se desconoce si el pequeño de los hermanos tiene previsto regresar -solo o con su familia- hasta entonces.