Cada año, el 6 de julio Suecia celebra su Día Nacional, una jornada en la que el país entero se inunda de banderas mientras que sus ciudadanos salen a la calle a rendir un gran homenaje a su nación. Desde la Casa Real se abren las puertas del Palacio de Estocolmo, una de las actividades más esperadas y que este año ha sufrido un importante cambio.

Artículo relacionado

Con motivo de la crisis sanitaria mundial, algunos de los festejos tradicionales que llevan celebrándose en esta fecha han tenido que ser cancelados o modificados, pero la Familia Real no ha querido dejar pasar la oportunidad para, desde dentro de su residencia oficial, realizar un tour virtual en el que mostrar algunas de las estancias más especiales: el Comedor de Lovisa Ulrika; la Galería Bernadotte; el Hall del Consulado; la Galería de Karl XI; y las inmediaciones del Logården.

A través de una serie de cinco vídeos publicados cada hora en redes sociales desde las 10am hasta las 14pm, la princesa Victoria, acompañada del maestro musical Per Sjödahl, ha mostrado aquellos rincones de su residencia que más curiosidad generan entre los miles de suecos que cada año acuden a visitar las inmediaciones de Palacio.

La hija mayor de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia ha mostrado orgullosa la que es su residencia oficial ataviada con el vestido regional del país: un modelo en colores azul y amarillo que se combina con un pañuelo sobre la cabeza, similar al que utilizan las enfermeras que acuden a Lourdes.

Estelle y Oscar de Suecia

También con traje regional ha posado la pequeña Estelle junto a su hermano -vestido con traje de chaqueta-. Muy sonrientes y cogidos de la mano, los príncipes se han convertido en protagonistas del Día Nacional de Suecia, después de haber protagonizado dos posado de lo más encantadores este mismo viernes.

A primera hora de la mañana, la Casa Real también ha mostrado varios vídeos en los que se izaban las banderas de Suecia desde las actuales residencias de las diferentes familias: los soberanos Carlos Gustavo y Silvia lo hacían desde el Castillo de Stenhammar, donde permanecen confinados desde el inicio de la pandemia; los herederos Victoria y Daniel, acompañados de sus hijos Estelle y Oscar, lo mostraban desde el Palacio de Haga; mientras que Carlos Felipe y su clan lo ejecutaban desde Djurgården.

Carlos Felipe y Sofía de Suecia
Prinsparet

Por su parte, y a miles de kilómetros, la princesa Magdalena y sus tres hijos, Leonore, Nicolas y Adrienne, publicaban una fotografía -sin la presencia de Chris O'Neill- en la que muestran orgullosos la bandera de su país como claro homenaje en la distancia al Día Grande de Suecia. "¡Les deseamos a todos un buen Día Nacional! 🇸🇪", han indicado junto a la imagen familiar.

Se ha echado de menos a los pequeños Alexander y Gabriel de Suecia. Los hijos del príncipe Carlos Felipe y Sofía sí han aparecido en el vídeo izando la bandera junto a sus padres desde su residencia de Djurgården, pero no han protagonizado ningún posado.

[Imágenes: Linda Broström / Kungahuset / Prinsparet / Princess Madeleine of Sweden]