Han sido meses de polémicas e incertidumbre para la Familia Real de Dinamarca con respecto a la educación de los dos hijos mayores de los príncipes Federico y Mary. Tras varias informaciones que apuntaban acosos, agresiones sexuales e humillaciones entre sus alumnos, los herederos sacaron a Christian e Isabella del centro educativoHerlufsholm, en el que el primogénito estaba internado y su hermana iba a comenzar sus estudios este próximo curso.

Artículo recomendado

Mary y Federico de Dinamarca se enfrentan a su caída de popularidad más pronunciada

Mary y Federico de Dinamarca se enfrentan a su caída de popularidad más pronunciada

A dos días para que se inicien las clases en Dinamarca, la Casa Real ha enviado un comunicado oficial informando sobre los planes de Christian e Isabella para el próximo curso:"Después de las deliberaciones que ha hecho la familia del príncipe heredero este verano, se ha tomado la decisión que el príncipe Christian comience el segundo grado en el Ordrup Gymnasium en Gentofte (una escuela secundaria pública a la que asisten 800 estudiantes) y la Princesa Isabella comienza el noveno grado en la Gymnasieskole de Ingrid Jespersen (una escuela privada que se enorgullece de tener una estrategia integral contra el acoso) en Copenhague".

Unas palabras que no dejan ninguna posibilidad a la prensa para presenciar ese primer día de colegio de los príncipes.

Ubicado en la ciudad de Naestved, a escasos 120 kilómetros de su casa, el internado Herlufshom Gymnasium daba la bienvenida al futuro heredero de Dinamarca hace exactamente un año. Una elección que, por entonces, ya tuvo sus críticas por parte de los ciudadanos daneses ya que se trata de un centro elitista que para nada fomenta la igualdad en el país.

Isabella de Dinamarca
Gtres

Unos meses más tarde, la televisión nacional estrenó un documental de 42 minutos que se llamaba Los secretos de Herlufsholm: violencia, violaciones y acoso, repleto de declaraciones y comentarios de alumnos y antiguos alumnos en los que quedabas en evidencia algunas de las prácticas más horribles (y supuestamente encubiertas) realizadas dentro del centro. Entre ellas, agresiones sexuales, humillaciones y acosos, entre otros.

Unas informaciones que, tras ser investigadas y corroboradas, supusieron el rechazo de los príncipes Federico y Mary por el centro y el cambio de elección para el próximo curso de sus dos hijos mayores.