La voz la clava: grave, sonora, pero al mismo tiempo entrañable y cariñosa. Este Papá Noel de carne y hueso ha enviado un mensaje a los más pequeños, aquellos a quienes se dirige la organización benéfica Scotty's Little Soldiers, en el Reino Unido.

"¡Ho, ho, ho! Hola chicos, hola a todos en Scotty's Little Soldiers, espero que lo estéis pasando genial. He escuchado que hay 190 personas ahí este año así que, por favor, causad todo el caos que podáis. También quiero animaros a mirar a vuestro alrededor y ver que sois parte de una familia, de una comunidad asombrosa en la que tenéis apoyo para cuando sea que lo necesitéis", dice el mensaje.

¿Pero quién hay tras esas barbas blancas y el tradicional traje rojo y blanco? Pues un hombre que este 2019 ha sido papá de un niño al que han llamado Archie. En efecto, se trata del príncipe Harry, que aunque prácticamente retirado de la vida pública junto a su mujer, Meghan Markle, no ha dejado de lado su labor solidaria y menos en estas fechas.

Artículo relacionado

Así que, una vez dicho su mensaje, Harry se retiró la barba blanca de mentira y dejó ver la auténtica, la pelirroja, esa a la que nos tiene tan acostumbrados el hijo menor de Lady Di.

El duque de Sussex, que de joven fue un tanto alocado y que dio algunos disgutos a su querida abuela, la reina Isabel II, se ha convertido en un amoroso esposo y padre de familia, con un corazón totalmente sensibilizado con los más pequeños, algo sin duda heredado de su famosa madre, la siempre recordada Diana de Gales.

Harry de Papá Noel