Este 17 de mayo Noruega ha vivido una de sus jornadas más especiales e importantes del año. El Día Nacional, celebrado de nuevo en las calles del país después de dos años de pandemia. El sol ha acompañado a la Familia Real en su tradicional recorrido y posterior saludo desde el balcón del Palacio Real de Oslo.

Artículo recomendado

El emotivo mensaje que Mette-Marit de Noruega le ha dedicado a Victoria de Suecia durante su visita a Estocolmo

El emotivo mensaje que Mette-Marit de Noruega le ha dedicado a Victoria de Suecia durante su visita a Estocolmo

Como es tradición, tanto Mette-Marit como la princesa Ingrid Alexandra han lucido el bunad, el traje típico del país que se caracteriza por una falda, un delantal, una blusa y un corpiño. Esta prenda, que puede tener un valor de hasta 10.000 euros, se caracteriza por sus coloridos bordados y la diadema a juego que las mujeres llevan sobre la cabeza.

Familia Real de Noruega
Gtres

A juego con ellas, el príncipe Haakon también ha querido lucir el traje regional de Noruega, con calcetines altos y un característico y elegante abrigo gris. No han faltado en las fotos las mascotas de la familia, Milly Kakao y Muffins Kråkebolle, indispensables para tanto para Mette-Marit como para el resto de la familia.

Minutos más tarde, y tras el tradicional recorrido por las calles noruegas en el que han podido saludar a los cientos de ciudadanos que han salido a saludarles, Haakon y su familia se reunían en el Palacio Real de Oslo para asomarse al balcón acompañados de los reyes Harald y Sonia.

Familia Real de Noruega
Gtres

Para este momento, los príncipes herederos y la princesa Ingrid Alexandra se han cambiado de look, mientras que el benjamín de la familia, Sverre Magnus, ha mantenido su traje de chaqueta negro con corbata azul. La princesa Mette-Marit ha llevado un abrigo en color crema con una diadema a modo de tocado. La princesa Ingrid ha elegido un abrigo en color gris claro sobre una blusa blanca y una discreta diadema.

La familia al completo ha lucido sobre sus solapas el distintivo con los colores de la bandera de Noruega. En el caso de la reina Sonia, ha optado por un estilismo marcado por un abrigo rojo con sombrero incluido.

Familia Real de Noruega
Gtres

Solemne y con mucho mejor aspecto que en las últimas apariciones públicas que ha protagonizado, el rey Harald no ha querido perderse este día tan especial. Vestido con traje de chaqueta y chistera, el soberano ha realizado el saludo que lleva años ofreciendo a los miles de noruegos entre los que se estima que han acudido unos 60.000 de diferentes colegios de todo el país.