Hoy no es un día cualquiera para la princesa Leonor, pero probablemente sí sea el cumpleaños más peculiar que la heredera haya vivido hasta el momento. Los 15 años que le traen este 31 de octubre vienen en uno de los momentos más complicados, tanto para el país en general, como para la Casa Real en particular.

Artículo relacionado

Sin celebraciones excesivas, sin multitudes ni amigos, sin grandes pretensiones. Leonor soplará sus 15 velas rodeada de su familia más cercana -ni siquiera su abuelo Juan Carlos estará junto a ella hoy- y de puertas adentro en La Zarzuela.

Princesa Leonor

La princesa Leonor no podrá celebrar su 15º cumpleaños con la fiesta que hubiera sido apropiada para ese día tan especial.

Gtres

Como venía siendo habitual años atrás, el aniversario de la joven solía celebrarse en Palacio con dos fiestas. En la primera, Leonor reunía a un grupo de amigos y amigas de su colegio Santa María de los Rosales -en el que incluía a su hermana, la infanta Sofía-, y con los que festejaba también la noche de Halloween. Una velada en la que los propios reyes se han implicado cada año a la hora de organizar el gran fecha de su hija.

Al día siguiente, coincidiendo con el festivo nacional, la heredera protagonizaba una comida familiar para soplar las velas rodeada de sus seres más queridos, entre los que se incluían sus abuelos, los reyes Juan Carlos y Sofía. Una estampa que este año tampoco se repetirá ya que, a pesar de que es una comida reducida que cumple las normativas sanitarias, el rey emérito continúa fuera del país. Sí se espera que asistan tanto a la reina Sofía como a su abuela materna, Paloma Rocasolano.

Familia Real española

Una tarde de teatro o una sesión de cine suelen ser algunos de los planes favoritos de la princesa Leonor y su familia.

Gtres

Es probable que tampoco pueda disfrutar de alguno de los planes familiares que suele realizar junto a sus padres y su hermana, como una tarde de teatro o una sesión de cine. La crisis sanitaria está obligando a reducir los movimientos de los ciudadanos, por lo que no sería de gran ejemplo ver a la Familia Real paseando tranquilamente fuera de las inmediaciones de La Zarzuela.

A ello se le suma la tendencia austera que la reina Letizia está mostrando desde hace varios meses. Como periodista que ha sido durante años, la mujer del rey Felipe conoce de cerca la situación de crisis que está atravesando el país, y sabe que todo ejemplo es poco para eliminar cualquier polémica que pueda perjudicar la empatía que la Corona desea mostrar para con los ciudadanos. No es tiempo para celebraciones. Lo sentimos mucho, Leonor.