Como una más. Así ha considerado el Ejército a la princesa y heredera al trono de los Países Bajos Amalia, cantando con ella tal y como lo ha hecho con las otras 100.000 adolescentes holandesas nacidas en 2003.

Artículo relacionado

La hija mayor de los reyes Guillermo y Máxima ha sido sorprendida al recibir la confirmación de registro en el servicio militar, por lo que en cualquier momento podría recibir una llamada de las Fuerzas Armadas para alistarse en el Ejército y embarcarse en una misión en cualquier país alejado de las fronteras de Palacio.

Guillermo y Amalia de Holanda
Gtres

Esta misma semana la heredera al trono de los Países Bajos será notificada vía correo ordinario con una carta que confirme que está registrada para el servicio militar que, aunque aún existe en su país natal, el deber de alistarse ha sido suspendido hasta nueva orden y en caso de necesidad.

Este aviso es una réplica de las confirmaciones que durante décadas cada joven de 17 años ha recibido al alcanzar esta edad. Hasta el momento, las chicas estaban excluidas de este servicio, una norma que en 2018 el Parlamento cuestionaba exigiendo un trato de igualdad entre hombres y mujeres, también en las Fuerzas Armadas.

Amalia de Holanda
Royal House of the Netherlands

El resultado no se ha hecho esperar, abriendo así para ellas la oportunidad de labrarse una carrera en el Ejército, una opción que muchas han perseguido durante años y que únicamente han conseguido el 10% del total de militantes. "El porcentaje está aumentando poco a poco, pero es complicado encontrar mujeres candidatas a las Fuerzas Armadas", aseguraba un portavoz de Defensa.

A pesar de que la princesa Amalia se convertiría en la primera heredera al trono neerlandés con un cargo dentro del Ejército, la generación que representa está por encima de estas viejas tradiciones, tal y como lo ha demostrado su homóloga, Elisabeth de Bélgica. Sin embargo, por el momento no se han confirmado las preferencias de la joven. Cabe recordar que sus predecesoras -las reinas Guillermina, Juliana y Beatriz- no han tenido nunca una representación de este tipo, ni siquiera desde su posición de jefas de Estado.

Elisabeth de Bélgica
Gtres

Al contrario de lo que sucede en otros países de Europa como el caso de Bélgica o España, la Constitución holandesa regula esto de tal manera que un jefe de Estado en Países Bajos no ejerce la función de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

De manera voluntaria, el soberano Guillermo sí realizaba el servicio militar. Fue en 1985 cuando el monarca decidía alistarse en el instituto naval (KIM), adquiriendo la formación de oficial en reserva. Durante su entrenamiento, el marido de la reina Máxima navegó en varias fragatas, antes de completar su servicio militar en la Base Aérea Naval de Valkeburg, en la provincia de Limburgo.