Son pocas las ocasiones en las que los reyes de Bután y sus hijos, los príncipes dragones, se dejan ver en un acto público. Y es precisamente por eso por lo que conquistan focos y miradas allá donde van.

Artículo relacionado

El reciente 41º cumpleaños del rey Jigme Khesar Namgyel Wangchuck ha sido motivo más que suficiente para poder ver a la familia casi al completo, junto a su esposa Jetsun Pema y al mayor de sus hijos. Faltó el pequeño Jigme Ugyen Wangchuck, que cumplirá en breves su primer año.

Reyes de Bután

Los reyes Jigme Khesar Wangchuck y Jetsun Pema de Bután junto a su primogénito.

Con motivo de este día tan especial, el soberano ofreció una condecoración a dos miembros del ejército de Bután que fueron atropellados el pasado mes de septiembre, un acto en el que el primogénito de los reyes tuvo una presencia más que destacada. A sus seis años, el heredero Jigme Namgyel se mostró de lo más tranquilo y formal, dando los que podrían ser sus primeros pasos hacia el trono de su país.

Atento y sin quitarle la vista a su padre, el pequeño príncipe dragón no dudó en mostrar un gran respeto ante los dos militares que pudieron perder la vida en el pasado accidente. Un gesto que tanto él como sus padres brindan a la Realeza de Bután una nueva era de cercanía y solidaridad nunca antes vista en el país.