El Día Nacional de Bélgica, celebrado este 21 de julio, ha sido más peculiar que nunca, a pesar de las restricciones vividas hace un año con motivo de la crisis sanitaria. Además de contar con una figura más dentro de la Familia Real, la de la princesa Delphine, ha estado marcado por una ausencia que ha provocado un aluvión instantáneo de rumores.

Artículo recomendado

Delphine Boël: su peculiar y significativo debut en el Día Nacional de Bélgica

Delphine Boël: su peculiar y significativo debut en el Día Nacional de Bélgica

Junto al príncipe Laurent no se ha podido ver en esta ocasión a su mujer, la princesa Claire, una falta que los medios del país justifican con la separación de la pareja, y que el propio hijo de los exmonarcas Alberto y Paola ha querido desmentir rápidamente. "No puedo decir nada al respecto porque no hay nada que decir. No vivimos separados, eso no es cierto. No sé de dónde viene todo esto y tampoco me importa".

Laurent y Claire de Bélgica
Gtres

Unas declaraciones en las que, sin embargo, no deja clara la ausencia de su mujer, que siempre le ha acompañado en esta cita tan importante para el país. De nuevo, el príncipe Laurent empaña las celebraciones públicas con una polémica que se suma a las múltiples que ya ha protagonizado, como la de un posible hijo ilegítimo con el que seguiría la estela de su padre, el exmonarca Alberto II.

Tal y como asegura la prensa especializada en Realeza belga, desde las pasadas Navidades la pareja ya no vive en el mismo domicilio, y la princesa Claire se habría mudado junto a sus tres hijos a Chaumont-Gistoux, donde residen sus padres. Unos rumores que tanto vecinos como personas cercanas a ella han corroborado.