Este fin de semana, de no haberse encontrado inmersa en la situación de crisis sanitaria mundial, Mónaco hubiera acogido una de sus citas más importantes del año: el GP de automovilismo, con el que las calles del Principado se convierten en un auténtico circuito.

Artículo relacionado

A pesar de que los monegascos no han podido admirar a los grandes pilotos recorrer su ciudad, sí que algunos coches tomaron las calles gracias a una exposición organizada por Ferrari denominada It was a date, que congregó a varios amantes del motor.

Alberto de Mónaco
Gtres

Entre ellos, como era de esperar, estaba Alberto de Mónaco -ya totalmente recuperado de su contagio por coronavirus-, quien sorprendió acompañado de dos de sus sobrinos mayores: Pierre Casiraghi, que acudió con su mujer Beatrice Borromeo; y Andrea Casiraghi, que sin embargo no estuvo acompañado por su mujer Tatiana Santo Domingo. Ninguno de ellos llevó a sus pequeños al evento.

Se trata de uno de los primeros actos públicos del clan Grimaldi tras anunciarse la pandemia de la que Mónaco ha salido bastante bien parada. Hace unas semanas, el Principado anunciada el inicio del desconfinamiento haciendo un llamamiento a la cautela y repartiendo mascarillas entre todos los ciudadanos. Además, el marido de la princesa Charlene se propuso una bajada de sueldo con el objetivo de ayudar económicamente al estado.

Andrea Casiraghi
Gtres

Todos los miembros de la familia de Carolina de Mónaco han aparecido con sus respectivas mascarillas, siguiendo estrictamente las normas de seguridad que en el Principado obligan a utilizarlas tanto en la calle como en cualquier espacio público cerrado. En el caso del mayor de los sobrinos de Alberto, ha sorprendido con un estampado militar muy original.

Por su parte, Beatrice Borromeo ha acaparado todas las miradas gracias a un estilismo básico firmado por Dior. La periodista ha combinado una blazer azul marino con unos pantalones blancos, una elección perfecta para el entretiempo. Acompañaba su look con dos prendas muy especiales, ambas firmadas por Dior. La primera es el clásico bolso de la firma Diorodeo Flap bag, esta vez decorado con alegres y especiales motivos que le aportan un toque distintivo al conjunto.

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo
Gtres

La mujer de Pierre Casiraghi no ha querido desaprovechar esta primera salida pública para enviar un mensaje feminista a través de su atuendo, el mismo que la casa creada por Christian Dior transmitió en su último desfile de alta costura, celebrado en París el pasado mes de enero bajo el lema: "¿Y si las mujeres gobernaran el mundo?". En la prenda se puede leer "sisterhood is global", unas palabras que se acompañan del símbolo feminista. Para rematar su elección, unas clásicas Superga en azul.