El 23 de enero del 1999 la princesa Carolina de Mónaco le daba el tercer "sí, quiero" de su vida a Ernesto de Hannover, pretendiente al trono del Reino de Hannover, jefe de la Casa Real y del antiguo Ducado de Brunswick y Luneburgo. Con motivo del enlace, que tuvo lugar en el Principado, la hija de Raniero III y Grace de Mónaco se convertía también en Princesa de Hannover, un título de mayor rango (alteza real) que el que le correspondía por nacimiento (alteza serenísima).

Artículo recomendado

¿Volverá Ernesto de Hannover a Mónaco con la princesa Carolina?

¿Volverá Ernesto de Hannover a Mónaco con la princesa Carolina?

Diez años más tarde y una hija en común (Alexandra de Hannover, la Grimaldi que más títulos nobiliarios ostenta), la pareja confirmaba su separación. Sin embargo, a pesar de comenzar vidas separadas en la distancia, nunca llegaron a formalizar su divorcio.

Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover
Gtres

Una decisión que podría cambiar ahora. El jefe de la Casa Hannover ha encontrado un nuevo amor, la española Claudia Stilianopoulos, la hija de Pitita Ridruejo, por quien se ha mudado a Madrid y ha rehecho la polémica vida que estaba llevando desde hace varios años.

La rehabilitación a la que se ha sometido este verano, las recientes y numerosas imágenes como "el abuelo perfecto" junto a sus nietos Nicolás y Sofía, hijos de Christian de Hannover y su nuera Sassa de Osma, y la sonrisa permanente en su rostro apuntan a que Ernesto vive una nueva -y dulce- etapa en su vida.

Carolina de Mónaco
Gtres

Pero... ¿dónde queda Carolina de Mónaco en esta bonita ecuación? Once años después de su separación, la hermana del príncipe Alberto podría verse despojada de un título que ha querido mantener contra viento y marea. Además del mayor rango como princesa de Hannover con respecto a ser princesa de Mónaco, su decisión podría estar relacionada con la protección y los intereses tanto de su hija Alexandra como del hijo mayor de su marido, Ernst August.

En caso de que se oficiara el divorcio, el jugoso patrimonio del jefe de los Hannover -estimado en 350 millones de euros-, podría acabar en manos responsables si sus actuaciones continúan por mal camino, y esas serían las de su mujer, que obraría en condición su tutora.

Ernesto de Hannover

Ernesto de Hannover podría entrar en prisión debido a los altercados protagonizados durante el verano 2020.

Gtres

A todas estas razones se añade que la princesa monegasca quiera evitar que Ernesto tenga descendencia con cualquier otra pareja que no sea ella misma, su mujer. Esto supondría arrebatarle a sus hijos, entre los que se incluye Alexandra, el título y las propiedades de la Casa de Hannover.

Cabe recordar que Ernesto mantiene una relación muy tensa con sus hijos Ernesto y Christian. El jefe de la Casa por el momento no ha dado su consentimiento a los matrimonios de ninguno de ellos, una condición necesaria para que puedan heredar su legado tal y como se regula en la Ley de la Cámara de 1836.