Nadie duda que Máxima de Holanda sea una de las royals de Europa más fashionistas. Con una agenda institucional repleta de compromisos y actos, cada una de sus apariciones se convierte en una buena ocasión para analizar sus looks y, cada vez más, tomar nota y apuntar sus elecciones en la lista de deseos.

Artículo relacionado

Su estilo ha evolucionado mucho y, a pesar de que sigue apostando por las prendas y los complementos llamativos y se atreve con todo, en sus últimas apariciones se ha mostrado como la perfecta working girl. Sin embargo, no todo son elogios para ella, y menos después del cálculo que el blog de moda UFO No More ha realizado con respecto al gasto anual que la mujer de Guillermo de Holanda ha realizado en su armario institucional en 2020.

Máxima de Holanda

Máxima ha desembolsado durante el año pasado una suma que supera los 49.000 euros en prendas de finalidad institucional.

Gtres

Tal y como informa el citado site, la reina Máxima ha desembolsado durante el año pasado una suma que supera los 49.000 euros únicamente en prendas dedicadas a su trabajo. No se sabe qué nuevas piezas de reconocidos diseñadores han aterrizado en sus armarios privados. Sin embargo, en ocasiones oficiales, la argentina ha lucido 81 nuevos artículos por un valor de casi 50.000 euros.

A ello se le suma que 2020 ha sido un año con menos compromisos institucionales de lo que hubiera sido habitual debido a la crisis sanitaria, indica la bloguera Sarah Williams, reconociendo que no ha podido contabilizar la cifra exacta ya que desconoce el precio de algunas de sus prendas.

Máxima de Holanda

Ha sido Charlene de Mónaco la que la ha superado con creces a la argentina con un gasto de 100.000 euros.

Gtres

Pero Máxima no se ha posicionado como la royal "más gastona". Ha sido Charlene de Mónaco la que la ha superado con creces, protagonizando una agenda muchísimo menos intensa. La mujer del príncipe Alberto ha alcanzado los 100.000 euros en 74 nuevas prendas lucidas durante el año pasado de reconocidas y exclusivas marcas como Prada, Dior, Louis Vuitton y Philipp Plein.

Charlene ha pagado una media de 2.000 euros por cada pieza firmada por los nombres más sonados del mundo de la moda. En contrapartida, Victoria de Suecia es una de las royals más ahorradoras, luciendo durante los últimos doces meses 81 nuevas adquisiciones, de las cuales 59 de ellas suman alrededor de 21.000 euros.