De tal palo... tal astilla. Y no podemos estar más de acuerdo en el caso de Charlene de Mónaco y la pequeña Gabriella. A sus 7 años, la hija de los príncipes monegascos y melliza de Jacques ha demostrado en un sinfín de ocasiones que ella ya es toda una it girl, tanto estilísticamente como a la hora de escoger sus looks.

Artículo recomendado

Todos los detalles sobre el exclusivo campamento al que han acudido Jacques y Gabriella de Mónaco

Todos los detalles sobre el exclusivo campamento al que han acudido Jacques y Gabriella de Mónaco

A su corta edad ya hemos visto a la princesita luciendo prendas y accesorios de grandes marcas como Dior, Polo Ralph Lauren o Brunello Cucinelli, entre muchas otras. También ha asistido junto a su madre a algunos desfiles y presentaciones de las firmas de moda más reconocidas a nivel mundial.

Charlene y Gabriella
Cordon Press

Pero si hay algo que sorprende (y mucho) de la pequeña Gabriella son sus elecciones a la hora de cortarse el pelo, una muestra de la personalidad arrolladora y la rebeldía que ha heredado de su madre. De su rubia melena siempre destacan, además de los complementos que utiliza tipo diademas, los cortes de flequillo.

Precisamente en estas decisiones es posible ver el fuerte vínculo que existe entre madre e hija. Cabe recordar que en una de las visitas de Alberto y los mellizos a Sudáfrica, mientras la princesa Charlene permanecía sin poder regresar a su país, pudimos ver a Gabriella con un flequillo de lo más extravagante, cortado en V y, supuestamente, por ella misma.

"¡¡¡Gabriella decidió cortarse el pelo!!!", anunciaba Charlene en las imágenes que ha compartido junto a su familia. "Lo siento mi Bella, hice todo lo posible para arreglarlo", explicaba la mujer de Alberto de Mónaco a sus seguidores de redes sociales dando a entender que, tras el pequeño "desastre" de su hija en su melena, había tenido que hacer un apaño para poder dejar a la pequeña lo mejor posible.

Un corte muy poco habitual en niños que la princesita podría haber intentado hacerse para copiar los arriesgados cambios de estilo de su madre de estética punk. Buen ejemplo de ello fue el que mostró en diciembre de 2020 luciendo media cabeza rapada y acaparando titulares en todo el mundo. Un mensaje claro de independencia y libertad que su hija ya empieza a copiar desde bien temprano.