Lejos de la princesa Charlene de nuevo, Alberto de Mónaco y los mellizos Jacques y Gabriella continúan con su vida. Después de haber regresado al Principado tras la ansiada visita a Sudáfrica, padre e hijos se han escapado hasta la localidad francesa de Dordoña donde han aprovechado para realizar una agradable excursión en canoa antes de la vuelta al cole el 7 de septiembre.

Artículo relacionado

No será hasta al menos el próximo mes de octubre cuando Alberto de Mónaco y su mujer se reencuentren de nuevo, pero parece que el monegasco lleva mucho mejor que Charlene la distancia, dando pasos de gigante en su papel de padrazo. Aprovechando su agenda vacía y las vacaciones de los mellizos, la incompleta pequeña familia ha viajado hasta Francia para apuntarse a un divertido plan.

Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco
Redes Sociales

La localidad francesa de de Saint-Vincent-de-Cosse ha sido testigo de este súper plan que Alberto, Jacques y Gabriella han compartido con otras familias y compañeros, remando por el río Dordogne.

Ataviados con sombreros, deportivas y chalecos salvavidas, padre e hijos han debutado en esta actividad disponible para niños mayores de 6 años, una premisa que tanto Jacques como Gabriella cumplen ya que será el próximo diciembre cuando soplen sus 7 velas. Remos en mano, la diversión estaba asegurada.

Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco
Redes Sociales

"Gracias por esta visita y para el año que viene ¡a por los 28 kilómetros!", ha publicado la empresa de alquiler de canoas agradeciendo la elección del soberano monegasco que ha sido, en este caso, uno de los recorridos más cortos disponibles a lo largo del río. Durante algo más de dos horas, Alberto y sus hijos pudieron disfrutar de algunos de los edificios más icónicos de la zona, como los castillos de Malartrie, Castelnaud y Beynac, la mansión de Marqueyssac, el Château de Fayrac y el Château des Milandes.

A miles de kilómetros, Charlene vuelve a quedarse sola en Sudáfrica añorando estos planes con su familia que precisamente hace un año la convirtieron en esposa y madre feliz. La princesa regresará -si no se complica la infección que ha contraído en su país natal- en octubre, por lo que está previsto que participe en el Día Nacional de Mónaco (19 de noviembre), casi un año más tarde de la última aparición institucional que realizó en el Principado, en febrero de este año, por las fiestas de Santa Devota.