Comienza una nueva -y muy importante- etapa para Amalia de Holanda. La princesa heredera ha dado por iniciados sus estudios en la universidad de Ámsterdam este lunes 5 de septiembre, y lo ha hecho acudiendo emocionada, muy sonriente y vestida de sport con zapatillas al centro educativo al que acudirá durante los próximos meses.

Artículo recomendado

Gran paso de Amalia de Holanda como heredera al trono: debutará junto a sus padres en el Caribe

Gran paso de Amalia de Holanda como heredera al trono: debutará junto a sus padres en el Caribe

La primogénita de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, que cumplirá 19 años el próximo mes de diciembre, ha pasado un año sabático en el que, además de viajar por el mundo y enamorarse, ha tenido tiempo para dedicarse a algunas tareas sociales. Ahora inicia una experiencia totalmente nueva para ella y lo ha hecho con un estilismo de lo más cómodo: pantalones blancos, zapatillas de deporte, camisa con estampado étnico, gabardina y una tote bag perfecta para su material universitario.

Amalia de Holanda
Koninklijk Huis

Amalia de Holanda estudiará una licenciatura de Política, Psicología, Derecho y Economía después de haber superado un proceso de solicitud y selección que realizó ya el pasado curso. Sin seguir los pasos de su padre, como se ha esperado de ella, la princesa ha querido escoger su propio camino, por lo que ha roto la tradición de estudiar en Leiden, como hicieron su progenitor, su abuela, la princesa Beatriz, y su bisabuela, la reina Juliana.

Sobre este esperado día, la princesa quiso dedicar unas palabras en la reciente biografía publicada sobre su vida: "Tengo muchas ganas de que llegue. Espero conocer mucha gente, aprender cosas nuevas… Pero el estudio es lo primero. No es solo diversión y fiesta". Y así, con sus próximo exámenes en unos meses, la hija de los reyes Guillermo y Máxima acompañará a sus padres en enero de 2023 a su primer viaje oficial al Caribe. Un nuevo paso para ella en su camino hacia el trono de los Países Bajos.

Amalia de Holanda
Gtres

Sin duda, Amalia está viviendo una época de grandes cambios para ella. Tiene nueva residencia, un lujoso piso situado en un exclusivo barrio de los Países Bajos, con cámaras de seguridad y parking privado; acaba de aprobar el permiso de conducir y, por si fuera poco, ha obtenido su licencia de armas.

Lo que no ha podido hacer es apuntarse a una hermandad universitaria. Los planes de los monarcas cambiaron radicalmente después de que circulara un vídeo en el que podía verse a varios miembros de la Amsterdamsch Studenten Corps y la Amsterdamsche Vrouwen Studenten Vereeniging dirigiendo insultos misóginos y sexistas durante una fiesta celebrada el pasado julio. Una información tras la cual la Casa Real comunicó que la princesa no entraría a formar parte de este grupo de universitarios.

[Imágenes: Koninklijk Huis]