De nuevo, Alberto de Mónaco protagoniza una estampa en la que falta su mujer Charlene. El soberano se ha llevado a sus hijos unos días de vacaciones a Disneyland Paris, un destino que ya han visitado en familia en más de una ocasión y que en este caso está marcado por la llamativa ausencia de la princesa.

Artículo recomendado

Charlene vuelve a desaparecer. Alberto de Mónaco retoma su agenda en solitario

Charlene vuelve a desaparecer. Alberto de Mónaco retoma su agenda en solitario

El viaje a este mágico lugar se trata de un súper plan para Jacques y Gabriella que, sin embargo, pone a Charlene de Mónaco una vez más en el punto de mira. Más estos días en los que se ha filtrado un posible acuerdo económico por el cual la princesa acudirá únicamente a algunos actos públicos mientras permanece viviendo lejos del Principado y de sus hijos, concretamente en Suiza, tal y como ha informado la revista francesa Voici.

Jacques y Gabriella de Mónaco
Disneyland Paris

A pesar de que la sudafricana sí ha estado presente en dos citas deportivas en las últimas semanas -el campeonato de Fórmula E del Principado y el torneo de rugby de Santa Devota-, no ha acompañado a Alberto y los mellizos a esta escapada en la que sus hijos han podido encontrarse con sus personajes favoritos: Mickey y Minnie.

Con motivo del 30º aniversario del parque temático, Disneyland Paris ha distribuido dos imágenes de los mellizos (una de ellas junto a su padre) en la que posan muy sonrientes delante del castillo de las princesas. En ellas, además de abrazarse a los personajes, lucen estilismos de lo más sport, con deportivas y, en el caso de Gabriella, unas gafas de ver que no habíamos visto antes.

Alberto, Charlene, Jacques y Gabriella de Mónaco
Gtres

Fue en marzo de 2019 cuando la familia al completo visitaba a Mickey y Minnie y posaba exactamente en el mismo lugar en el que lo han hecho ahora los mellizos junto a su padre. Charlene lo hizo entonces ataviada con unas simpáticas orejas y camiseta temática a juego, feliz de compartir esta experiencia con sus pequeños. Por este mismo motivo la decisión de no haber acudido ahora es muy misteriosa, ya que se trata de unas vacaciones personales que en nada tendría que ver con el supuesto contrato que ha firmado para su agenda institucional en el Principado.