La princesa Mette-Marit de Noruega ha sido una de las royals más afectadas por la pandemia ocasionada por el covid-19. No porque se haya contagiado, sino por la precaución y el cuidado que ha tenido que llevar desde el primer momento debido a que pertenece a uno de los grupos de más riesgo por la fibrosis pulmonar que padece desde hace más de dos años.

Artículo recomendado

Así es el "refugio" de Mette-Marit de Noruega desde donde este año atiende su cita literaria favorita

Así es el "refugio" de Mette-Marit de Noruega desde donde este año atiende su cita literaria favorita

Junto a su familia, Mette-Marit se confinaba voluntariamente en marzo del año pasado en un refugio que la familia tiene en las montañas del Suroeste de Oslo, donde pudieron realizar diferentes actividades al aire libre. Desde entonces, las apariciones de la mujer de Haakon de Noruega han sido muy escasas, muchas de ellas digitales o por videollamada.

Mette-Marit de Noruega

La princesa Mette-Marit de Noruega protagoniza su primer acto público presencial en meses.

Kongehuset

Meses más tarde, este 4 de mayo la princesa ha reaparecido para presidir su primer acto público presencial en muchos meses. En concreto, Mette-Marit realizaba una visita a la cooperativa social Aurora Workshop, ubicada en la localidad noruega de Bærum, que recoge el trabajo de varios artistas -algunos de ellos con discapacidades- que ofrecen productos elaborados por ellos mismos. Varias de estas actividades son bien conocidas por la royal ya que ella misma las realizó durante su confinamiento.

"Hacen tantas cosas que me interesan... Han logrado permanecer abiertos durante casi toda la pandemia y han ofrecido una vida diaria buena y segura. Fue increíblemente agradable visitarlos y escuchar cómo se las han arreglado durante la pandemia", reconocía la nuera de Harald y Sonia de Noruega mientras recorría el taller. Una visita en la que ha aprovechado para hablar con algunos de los artesanos que allí trabajan, mostrándose tan cercana como era antes de la pandemia.

Mette-Marit de Noruega

La mujer de Haakon de Noruega no ha dudado en alabar el trabajo de los artesanos.

Kongehuset

Para la ocasión, Mette-Marit ha aparecido con un estilismo muy sencillo y cómodo, además de un maquillaje de lo más natural con su melena rubia suelta. Una aparición discreta y cercana con la que vuelve a ganarse el cariño de los ciudadanos noruegos.

[Imágenes: Kongehuset]