Triste pérdida para Mette-Marit de Noruega y su familia. Conocida por ser una gran amante de los animales, la mujer del príncipe Haakon ha anunciado la muerte de una de sus mascotas, Muffins Krakebolle, diagnosticada de cáncer hace unos meses.

Artículo relacionado

Muffins Krakebolle y Milly Kakao, los dos labradoodles (cruce de labrador con caniche) de la Familia Real de Noruega han sido protagonistas de un sinfín de tiernas instantáneas junto a Mette-Marit, Haakon, Ingrid Alexandra, Sverre Magnus e incluso Marius Borg, el primer hijo de la princesa.

Familia Real de Noruega
Gtres

Ellos cuentan incluso con su propio álbum de fotos en la página oficial de la Casa Real, y les han acompañado en los momentos más especiales, como lo es el Día Nacional, así como en sus vacaciones.

Ahora la tristeza se apodera de la familia con la despedida de uno de ellos.

Haakon de Noruega
Instagram crownprincessmm

"Buen viaje. Esta semana, nuestra Muffins murió de cáncer. La más divertida de toda la familia y la mejor amiga nació en nuestra casa, en la sala de estar. Desde que vino al mundo, ha sido un centro natural de nuestras vidas. Ha sido alimentada, vestida con todo tipo de ropa, llevada de excursión y a esquiar, ha tenido una buena vida canina", lamentaba la princesa acompañando sus palabras con una serie de imágenes de su mascota.

Ingrid, Sverre y Marius de Noruega
Instagram crownprincessmm

"Podía ser muy traviesa y le encantaba huir, pero sobre todo, a Muffins le gustaban especialmente los abrazos, los niños, las cortadoras de césped robóticas y Milly. Nos ha dado a todos más amor, consuelo y risas de las que podríamos esperar y todos aquí, y mamá Milly, la extrañamos mucho".

Nacida en su propio hogar, el cachorro ha sido un eterno compañero de aventuras, sobre todo para la nuera de los reyes Harald y Sonia, que debido a su enfermedad crónica ha pasado mucho tiempo en casa junto a ella.

[Imágenes: Instagram H.K.H Mette-Marit]