La colorida y ajetreada vuelta de Máxima de Holanda al trabajo es más que habitual en ella. La mujer del rey Guillermo suele mantener una intensa agenda propia con la que recorre cientos de kilómetros cada semana. Ataviada con sus llamativos estilismos con pamelas incluidas, la argentina vuelve a su rutina con su permanente sonrisa.

Artículo relacionado

Pero algo ha llamado la atención en su último compromiso de este jueves: un pequeño vendaje en su mano derecha que la Casa Real holandesa ha querido explicar ya que el día anterior la pudimos ver perfectamente. Según se ha informado, Máxima se hizo daño en la muñeca durante sus vacaciones, pero parece que la lesión es más grave de lo que se pensaba, confirmando una fractura.

Máxima de Holanda
Gtres

No se han dado detalles sobre cómo Máxima de Holanda se lesionó su muñeca, pero sí se ha confirmado que se encuentra bien y que se espera que la recuperación sea rápida. Así, la argentina seguirá su agenda con total normalidad volviendo a convertirse en "reina de estilo".

Para la ocasión, ha escogido un pantalón de tiro alto con el bajo acampanado con una blusa de gasa con mangas transparentes y volantes en los puntos, acompañado por una chaqueta a juego, todo en color rosa empolvado. El conjunto al completo lo firma Natan, como no podía ser de otra manera para ella.

Máxima de Holanda
Gtres

Como complementos, Máxima eligió unos salones en color nude y con tacón cuadrado, cartera de mano, guantes de piel y un tocado tipo diadema con pétalos de la sombrerera belga Fabienne Delvigne en el mismo tono. Como pendientes, unas piezas creadas a partir de piedras preciosas, muy favorecedores gracias al contraste con el color neutro del resto del conjunto.