Mientras que la reina Letizia permanecerá inactiva institucionalmente hasta la próxima semana, Máxima de Holanda ya está inmersa de lleno en la "vuelta al cole" que en los países del Norte de Europa suele hacerse algo antes que en España. Un nuevo curso que ambas soberanas han afrontado de manera muy diferente

Artículo relacionado

Después de despedir a las princesas Alexia y a Leonor, quienes estudiarán los dos próximos años en el UWC Atlantic College de Gales, tanto Máxima como Letizia se quedan en casa acompañadas de sus otras hijas. En el caso de la mujer del rey Felipe, la infanta Sofía se convertirá ahora en el mejor apoyo de sus padres.

Guillermo y Máxima de Holanda
Gtres

Por su parte, Máxima contará con Amalia y Ariane, quienes parece que permanecerán en Holanda un año más. Una situación que le da fuerza para afrontar este nuevo curso con la positividad y el dinamismo al que nos tiene acostumbrados, siempre cerca de su marido, el rey Guillermo de Holanda, en la medida que sus agendas lo permitan.

Así lo han hecho este jueves acudiendo a la inauguración del centro cultural Amare en La Haya, cita para la cual Máxima rescató un vestido color verde esmeralda de eus + Dione que combinó primero con sandalias planas y después, ya entrada la noche, con sandalias Portofino de tacón fino en ante negro de Gianvito Rossi que combinó con el clutch Bella de satén negro de la misma firma.