Hace unos días Máxima de Holanda mostraba su nuevo espacio de trabajo en el Palacio Huis ten Bosch. En concreto, estrenaba la sala de conferencias que utilizaba frecuentemente la princesa Beatriz durante su reinado, y que podíamos ver gracias a una reunión de su agenda digital.

Artículo relacionado

Era entonces cuando, además de su nuevo despacho, la soberana mostraba un look de estreno en lo que a su preciosa melena rubia se refiere: el efecto wet hair, que simula que el pelo está mojado y, en su caso, peinado para atrás. Una elección que es más visible en las mujeres con cabellos en tonos claros, ya que el contraste conseguido se aprecia mejor.

Máxima de Holanda

Máxima de Holanda vuelve a apostar por el efecto wet hair en una nueva videoconferencia desde Palacio.

Gtres

Una elección que, pese a ser algo criticada ya que podría parecer que el cabello no está limpio del todo, la reina Máxima ha vuelto a repetir este lunes para estrenar su agenda semanal. Lo hacía en otro compromiso digital, una videoconferencia en calidad Defensora Especial de la ONU con motivo de la nueva Presidencia de Italia para el G20.

Máxima de Holanda
Gtres

Para ello, Máxima moldea su melena con un producto fijador con el que consigue darle forma y aportar volumen. Una vez realiza este truco, se peina todo el pelo hacia atrás y deja que caiga a su antojo sobre sus hombros, dando algo de ligereza y soltura en medios y puntas.

Una elección a la que la mujer del rey Guillermo no nos tiene acostumbrados, pero que parece resultarle de lo más cómoda, al menos para sus reuniones desde Huis ten Bosch. Por el momento, no la hemos visto saliendo a la calle así peinada, pero tratándose de Máxima, no cabe duda de que podría volver a sorprender en cualquier momento.