Máxima de Holanda ha vuelto a impresionar, esta vez vestida de rojo, en su visita de Estado a la República de Austria, al que ha acudido junto a su marido, el rey Guillermo.

Artículo recomendado

Máxima de Holanda, de gala, brilla como nunca repleta de diamantes y rubíes

Máxima de Holanda, de gala, brilla como nunca repleta de diamantes y rubíes

La soberana, amante de los complementos y de los looks más arriesgados y atrevidos, ha optado por un conjunto en potente color rojo con el que era imposible pasar desapercibida. Se trata de mismo tono que figura en la bandera austriaca, por lo que ha realizado todo un homenaje al país que la pareja está visitando estos días.

Máxima de Holanda
Gtres

Se trata de un vestido firmado por Natan, su diseñadora de cabecera, muy similar al que lució durante las celebraciones del Día del Rey este año, únicamente que en ese caso lo escogió en tono fucsia. en corte midi, cuenta con una capa que cubre sus hombros y cae por la espalda.

Para completarlo, la reina de los Países Bajos ha escogido una nueva pamela de su armario. Un modelo de parasisal, de Fabienne Delvigne y adornada con llamativos alfileres.

Guillermo y Máxima de Holanda

Como bolso, Máxima ha optado por un diseño en piel de pitón made in royal, de Sophie Habsburg, un sello que pertenece a la archiduquesa Sofía de Habsburgo. A conjunto, unos salones con detalle transparente de vinilo que dejan al descubierto parte de sus pies. No ha faltado las joyas entre las que, en esta ocasión, han destacado sus pulseras de perlas y un broche de diamantes con forma de lazo, que data del siglo XIX y que ha lucido sobre su pecho.