Los reyes Guillermo y Máxima de Holanda aterrizaban en Abu Dabi este martes 2 de noviembre con motivo de la inauguración del pabellón de su país en la Expo 2020 de Dubai , que se estrena un año más tarde de lo previsto a consecuencia de la pandemia.

Artículo recomendado

Máxima de Holanda emula a Frida Kahlo inaugurando una exposición sobre la artista mexicana

Máxima de Holanda emula a Frida Kahlo inaugurando una exposición sobre la artista mexicana

La exposición, que se se celebra desde 1 de octubre de 2021, contará con otros royals como Alberto de Mónaco y, tal y como se espera, la princesa Charlene en la que será su ansiada salida de Sudáfrica después de haber permanecido más de medio año por la fuerte infección que contrajo hace meses.

Guillermo y Máxima de Holanda en Abu Dabi
Gtres

La visita oficial de los monarcas Guillermo y Máxima tendrá una duración de varios días, y durante el mismo tanto el soberano como su mujer compartirán compromisos, pero no en todo momento ya que también cuentan con parte de su agenda por separado. A su llegada al Aeropuerto Internacional de Abu Dabi, les esperaba una alfombra roja en la que la argentina rescató uno de sus vestidos más atemporales.

Guillermo y Máxima de Holanda en Abu Dabi
Gtres

De la firma Zimmermann, se trata de un modelo en color caramelo con topos blancos, cuello a la caja, manga larga abullonada, cuerpo entallado y falda midi plisada en silueta que la soberana ya ha lucido en varias ocasiones, como durante su viaje a Indonesia en marzo de 2020.

Guillermo y Máxima de Holanda en Dubái
Gtres

Durante este miércoles, los soberanos de los Países Bajos han realizado una visita a un invernadero de fresas en Abu Dabi para, posteriormente, acudir a la Expo 2020 e inaugurar el pabellón de Holanda que en esta edición está enfocado a la sostenibilidad. La muestra, localizada en Dubái, estará expuesta hasta el 31 de marzo de 2022.

Máxima de Holanda en Dubái
Gtres

Para este acontecimiento, Máxima de Holanda ha optado por volver a repetir y rescatar de su armario uno de sus estilismos más elegantes, con pamela y abanico incluidos. Se trata de uno de sus conjuntos predilectos: un vestido de su firma favorita, Natan, en tono crudo con flores bordadas en blanco y verde de una manera sutil y delicada. Muy acorde con el motivo al que el pabellón de los Países Bajos está dedicado.