Mañana lunes 17 de mayo Máxima de Holanda cumple 50 años. Una cifra y una fecha muy especiales que desde la Casa Real holandesa llevan días celebrando. Además de unos sellos conmemorativos y un musical dedicado a la soberana, la mujer del rey Guillermo ha protagonizado este domingo un posado de los más especial en los jardines del Palacio Huis ten Bosch, su residencia en La Haya.

Artículo relacionado

Y es que al otro lado del objetivo estaba nada más y nada menos que su marido, el rey Guillermo de Holanda. Un detalle que se nota en la mirada de la argentina en las tres instantáneas compartidas por la Casa Real. Cercana, carismática, sonriente. Máxima posa al natural para el mejor fotógrafo que podía imaginar para su 50º cumpleaños.

Máxima de Holanda

La soberana ha posado ante el objetivo del rey Guillermo a punto de cumplir 50 años.

Koninklijk Huis

Carismática, natural, cercana... Máxima ha posado sin evitar las miradas de complicidad con su marido, con un atuendo elegante pero cómodo en el que ha combinado un jersey blanco de punto con un gran cuello alto de Massimo Dutti y unos pendientes en forma de flor de Zara. En la tercera imagen, la reina añade un abrigo de pata de gallo sobre sus hombros.

Máxima de Holanda

Sin estilismos de alta costura ni grandes escenarios, Máxima de Holanda ha posado de lo más sonriente para su marido.

Koninklijk Huis

Un estilismo que choca mucho con el que lucía el pasado jueves para asistir junto al resto de la familia, su marido, sus tres hijas Amalia, Ariane y Alexia, y la princesa Beatriz, a una gala musical en el Royal Theatre Carré de Amsterdam. Una cita para la cual todos lucieron sus mejores galas.

[Imágenes: Koninklijk Huis / Guillermo de Holanda]