Hace unas semanas la benjamina de la Casa Real de Bélgica, la princesa Eléonore, sorprendía realizando un acto de lo más solidario, siguiendo los pasos de su madre, la reina Matilde, quien se ha convertido en una de las royals más implicadas ante la pandemia generada por el coronavirus.

Artículo relacionado

A sus 12 años recién cumplidos, la pequeña se sumaba a la última iniciativa llevada a cabo desde el Palacio de Laeken: ofrecer conversaciones telefónicas a todos los mayores que se encuentren solos, con el objetivo de atender a uno de los colectivos más vulnerables en esta pandemia.

Eléonore de Bélgica

Esta acción fue una más entre todos los gestos que la Familia Real ha tenido durante la complicada situación que atraviesa el mundo entero, implicando a sus hijos en muchas de ellas. Además de repartir bollería y dulces caseros junto a sus hermanos, Eléonore se unía al original mensaje de ánimo que sus padres, los reyes Felipe y Matilde enviaban a todos los ciudadanos belgas.

Y de nuevo, la más pequeña del clan vuelve a realizar una aparición pública, acompañada por su madre, en la que se la ha podido ver repartiendo comida para llevar.

Eléonore de Bélgica

Protegida con mascarilla y guantes, Eléonore ha compartido tareas con otros voluntarios, entre los que también había niñas, repartiendo las bolsas con los menús directamente a sus destinatarios.

Se trata de unos menús elaborados por el restaurante Kamiano, en Bruselas, dedicados y distribuidos a las personas sin hogar y otros ciudadanos que con motivo de la crisis sanitaria se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

[Fotografías: The Belgian Monarchy]