Bien es cierto que el estilo de Matilde de Bélgica podría definirse como peculiar a la par que personal. Lejos de seguir las modas al pie de la letra, tal y como hacen otras princesas y reinas de Europa, la mujer del rey Felipe ha sabido mantener su particular e intransferible gusto.

Artículo relacionado

Con grandes aciertos y momentos en los que pasa completamente desapercibida, la reina Matilde ha sabido sacar provecho al que es el accesorio de moda desde hace varios meses: la mascarilla sanitaria. Desde que su uso se tornaba obligatorio, ha lucido un sinfín de modelos que combinaba con sus estilismos, muchos de ellos realizados en la misma tela y estampado que la prenda principal.

Matilde de Bélgica
Gtres

Pero si ha habido una mascarilla que ha "brillado" por encima de las demás -literalmente-, esa ha sido la que lucía este martes con motivo de su asistencia, junto al rey Felipe, al concierto Fur Jan van Eyck en la Catedral de San Bavón en Gent.

El modelo en concreto, confeccionado en glitter, ha provocado la admiración de todos los presentes. La combinaba con un pantalón de diseño palazzo repleto de lentejuelas y con el mismo print que la mascarilla. Un acierto con el que elevaba su look a la categoría de joya.