Los 57 años de la emperatriz Masako -cumplidos este miércoles 10 de diciembre- vienen cargados con un propósito importante: "Quisiera recuperarme y apoyar al emperador", ha reconocido la esposa de Naruhito de Japón en el tradicional mensaje que todos los miembros de la Casa Imperial pronuncian en su día.

Artículo relacionado

La emperatriz ha aprovechado para enviar un mensaje dedicado a la situación de crisis mundial, además de para aclarar su delicado estado de salud. "Espero que podamos cooperar para superar estas adversidades" ya que ha sido "doloroso" contemplar la devastación que se ha vivido en todos los países. No se olvidaba del agradecimiento dedicado a los sanitarios y otras autoridades por su labor al frente de la pandemia. "Se han entregado día y noche para salvar las vidas de tantos pacientes y prevenir la expansión de la infección", reconocía.

Naruhito y Masako de Japón

La emperatriz Masako cumple 57 años con un buenísimo propósito en su agenda institucional.

Gtres

En cuanto a su representación institucional, Masako lamentaba la poca aparición pública de los emperadores durante este atípico periodo, sin embargo, ha asegurado que han sido muchas las conexiones virtuales que han realizado desde el Palacio Imperial. "Agradezco tener la oportunidad de interactuar online con el pueblo japonés y espero valorar estos medios en el futuro".

Desde la entronización de su esposo, la royal ha hecho un importante propósito con el que sobrepasar su enfermedad. "Quisiera hacer más esfuerzos para recuperarme y así poder apoyar al emperador y cumplir con mi papel como emperatriz", ha confesado. Cabe recordar que Masako padece un trastorno de adaptación motivado por el estrés, diagnosticado en 2003 y por el cual fue apodada como "la princesa triste".

Naruhito y Masako de Japón

Masako ha reconocido que hará "esfuerzos para recuperarse y así poder apoyar al emperador y cumplir con mi papel como emperatriz".

Gtres

Su afección parece que está debilitándose, observando una clara mejoría que "todavía requiere de tratamiento". En su explicación llamaban también a la comprensión pública, aduciendo que una expectación excesiva podría afectar negativamente a su recuperación.

"Nunca he querido que se exponga demasiado, sino que continúe haciendo el trabajo que pueda hacer", indicaba Naruhito en su 60º cumpleaños, cuando Masako se ausentó de a celebración pública. "Su fatiga tiende a prolongarse después de un evento grande o cuando tienen lugar uno detrás de otro", añadía. Tampoco faltaron las palabras de halago hacia ella. "Es una buena consejera tanto en asuntos privados como oficiales".