Los 50 años de Mary de Dinamarca han venido cargados de celebraciones y momentos para el recuerdo. Entre todos ellos, la mujer del príncipe heredero Federico se ha sincerado como nunca antes en su primera entrevista con motivo de su 50º aniversario concedida al diario Jyllands-Posten.

Artículo recomendado

Mary de Dinamarca cumple 50 años rodeada de su familia, estrenando retrato y colmada de homenajes

Mary de Dinamarca cumple 50 años rodeada de su familia, estrenando retrato y colmada de homenajes

Entre sus palabras, la princesa ha hecho hincapié en la situación de privilegio que vive por la posición que tiene al frente de la Corona. Un cargo que lleva con perseverancia y pasión, y que compagina con el papel de madre de sus cuatro hijos, los príncipes Christian, Isabella, Vincent y Josephine.

Mary de Dinamarca
Det Danske Kongehus / Stine Bidstrup

"Sí, soy muy privilegiada, soy plenamente consciente de eso. Pero no veo contradicción en ser privilegiada y comprometida. Lo más importante es cómo involucrarse y por qué", ha publicado la Casa Real danesa como parte de la entrevista realizada por el citado medio. Mary de Dinamarca es una de las royals de Europa más involucradas con las desigualdades sociales a través de la fundación que lleva su nombre, dividida en cuatro áreas por las que trabaja cada día: bullying y bienestar, violencia doméstica y soledad.

Unos valores que también se esfuerza en transmitir a sus hijos día tras día, quienes la ven como una madre organizada, exigente y trabajadora. "Nadie es perfecto. Ni siquiera una princesa", asegura ella misma. Aunque a ojos de su familia sí lo sea, una familia a la que la princesa considera su gran motor.

Familia Real de Dinamarca
Det Danske Kongehus / Hasse Nielsen

De entre las infinitas felicitaciones que ha recibido durante los últimos días, no ha duda de que la de sus hijos y su marido son las más importantes para ella. Los cuatro jóvenes quisieron sorprender a su madre el mismo día de su cumpleaños participando en el documental Mary 50 years - celebramos a la Princesa Heredera de Dinamarca, emitido el pasado sábado.

Tras la emisión, la familia al completo se adentraba en el Palacio de Federico VIII en Amalienborg para disfrutar de una celebración íntima y privada con motivo de la cancelación de la gran cela de gala que la Corona danesa había previsto para esta fecha tan importante.

[Imágenes: Det Danske Kongehus / Stine Bidstrup]