La Casa Real de Dinamarca ha arrancado un nuevo curso. Con el príncipe Christian iniciando una nueva etapa lejos de casa, su madre, la princesa Mary, ya ha retomado su agenda comprometida más que nunca con el colectivo LGTBI.

Artículo relacionado

La mujer de Federico de Dinamarca ha acudido este martes a la Conferencia de Derechos Humanos, que se basa en temas como la educación, el arte, los deportes, la cultura, el bienestar sexual y la salud en su papel de presidenta de Honor del WorldPride y de los Eurogames que tendrán lugar en Copenhague el 12 al 22. de agosto.

Mary de Dinamarca
Gtres

El evento, que no se ha librado de la lluvia, ha tenido lugar en el Øksnehallen en Copenhague, enclave al que Mary de Dinamarca ha llegado cubriéndose con un paraguas arcoíris y un estilismo de lo más colorido en el que destacaban unos pantalones de estreno en color rosa y con gran campana de Philip Lim. Sobre ellos, una camisa blanca con manga corta y abullonada y cuello levantado firmada por la diseñadora danesa Britt Sisseck.

La princesa ha dado un discurso en esta conferencia que se celebra durante tres días. Por este mismo motivo la jornada anterior también pudimos ver a la nuera de Margarita de Dinamarca luciendo un look muy llamativo en azul klein.

Mary de Dinamarca
Det Danske Kongehus

La princesa Mary ha querido hacer un llamamiento sobre los derechos humanos que se aplican a todas las personas, independientemente de la orientación sexual y la identidad de género. "Lo importante que es que los derechos humanos sean respetados en todo el mundo y que toda persona tenga derecho a ser quienes son", ha asegurado.

La cita concluía con la recepción de la futura reina a la ministra francesa de iguldad, diversidad e igualdad de oportunidades, Isabel Moreno en la residencia de Frederik VIII en Amalienborg.