Mary de Dinamarca está recorriendo su camino hacia el trono danés a pasos agigantados. Durante los últimos doce meses, después de haber tenido que abortar sus planes de pasar junto a sus hijos un trimestre en Suiza mientras estos estudiaban en el exclusivo internado internacional Lemania-Verbier, la mujer del príncipe heredero Federico se ha puesto al frente de la Corona remplazando en gran medida la agenda de la reina Margarita.

Artículo relacionado

La soberana, que reducía sus apariciones al máximo por pertenecer a un grupo de riesgo debido a su avanzada edad, ha vuelto a confiar en su nuera para que apoye a su hijo cubriendo y ampliando los compromisos de la Casa Real. Un papel que a Mary le encaja a la perfección y que cada día afronta con más ganas.

Mary de Dinamarca

Mary de Dinamarca, una princesa deslumbrante en su carrera hacia el trono.

Det Danske Kongehus

Así hemos podido ver a una Mary de Dinamarca dinámica, activa, implicada y, como era de esperar, absolutamente convertida en toda una working girl también en lo que a su estilo se refiere. La mujer de Federico siempre ha mostrado una elegancia y una discreción innatas, dos cualidades por las que ahora apuesta para deslumbrar en cada aparición pública, tanto presencial como digitalmente.

Su cercanía y la manera en la que está ejecutando un cambio de rumbo dentro de la Corona -abordando cuestiones no contempladas hasta el momento- han conseguido que la princesa sea más que admirada y querida entre los ciudadanos daneses. Algo que, en el caso de Máxima de Holanda, está sucediendo al contrario. Las diferentes polémicas que la Casa Real holandesa ha protagonizado durante el último año han provocado el desplome de la popularidad de los monarcas de los Países Bajos.

Mary de Dinamarca

La princesa de Dinamarca se esfuerza en mantener una agenda activa, visible y cercana.

Det Danske Kongehus

Mientras que Mary de Dinamarca se esfuerza en mantener una agenda activa, visible y cercana, Máxima ha optado por reducir unas apariciones que hace un año eran más que destacables. Este mismo jueves, la princesa participaba en una mesa redonda sobre el seguimiento y el estado de los compromisos anunciados en la Cumbre de Nairobi en 2019. La reunión, que fue parcialmente virtual, tuvo lugar en el Landstingssalen en Christiansborg.

Mary de Dinamarca

Un estilo impecable y una elegancia innata son dos señas de identidad de la princesa Mary.

Det Danske Kongehus

En cuanto a su estilo, no hay duda de que Mary de Dinamarca es una de las royals más propensas a imitar. Elegante pero actual, la princesa sabe como deslumbrar en cualquier ocasión. Ayer mismo pudimos verla luciendo un look total black al que daba vida con un abrigo rojo de manga francesa. La mujer del príncipe Federico combinó el atuendo con zapatos negros, su bolso rojo Hugo Boss Nathalie y su brazalete Dulong Delphis.

[Imágenes: Det Danske Kongehus]