Será el próximo sábado 5 de febrero cuando la princesa Mary de Dinamarca sople las 50 velas de su tarta de cumpleaños. Un fecha de lo más especial para la cual la Casa Real había preparado más de una semana de festejos que se han visto truncados por la complicada situación sanitaria.

Artículo recomendado

Federico y Mary de Dinamarca arrancan las celebraciones por el 50 cumpleaños de la princesa estrenando unos imponentes retratos oficiales

Federico y Mary de Dinamarca arrancan las celebraciones por el 50 cumpleaños de la princesa estrenando unos imponentes retratos oficiales

A pesar de que muchas de estas celebraciones se han pospuesto o cancelado, Mary sigue con algunos de los planes más divertidos con motivo de su cumpleaños. Al menos así lo es para sus hijos pequeños, Vincent y Josephine, de 11 años de edad, quienes la han acompañado a visitar el zoológico de Copenhague.

Mary, Vincent y Josephine de Dinamarca
Gtres

Allí, los tres se han rodeado de simpáticos pingüinos a los que se han atrevido a alimentar en el nuevo recinto que lleva el nombre de la mujer del príncipe Federico y que hace alusión a su país natal, Australia. Allí convivirán diferentes especies australianas entre las que se encuentran estas divertidas aves, el pájaro risueño o kookaburra, el canguro de roca o la cacatúa.

Vincent y Josephine de Dinamarca
Gtres

La princesa y sus mellizos han disfrutado de este animado plan sin poder evitar su emoción al estar tan cerca de los animales. Muy abrigados, los tres royals han vestido prácticamente a conjunto, con abrigos en azul marino y, en el caso de Mary, jersey granate de cuello vuelto y sombrero.

Por su parte, sus hijos han lucido gorritos de llana y se han convertido en los mejores "cuidadores" de los pingüinos, ofreciéndose a cargar los cubos de pescado con los que alimentar a los animales.

Mary, Vincent y Josephine de Dinamarca
Gtres

La inauguración del área bautizada como Mary’s Australian Garden (El jardín australiano de Mary) y dedicada a la fauna australiana ha sido posible gracias a donaciones de cientos de ciudadanos, y que suponen el comienzo de las reformas que el zoo pretende realizar para mejorar las instalaciones de todas las especies que provienen de la tierra de la princesa.