Es innegable que la vida de Marta Luisa de Noruega es una auténtica montaña rusa. La hija mayor de los reyes Harald y Sonia tan pronto está en uno de los momentos más complicados y tristes de su vida, como que anuncia que se ha apuntado a un programa televisivo de retos extremos.

Artículo relacionado

Eso sí, en cada paso que da, la princesa no duda en realizar las declaraciones pertinentes, bien a través de redes sociales, bien a modo de entrevistas, explicando sin pelos en la lengua cómo se siente así como otros aspectos de su vida personal entre los que prima su relación con el chamán Durek Verret.

Marta Luisa de Noruega y Durek Verret

Durek Verret ya tiene anillo de boda para pedirle matrimonio a la princesa Marta Luisa de Noruega.

Así lo hacía en una entrevista en exclusiva para Vanity Fair. "Antes de que comenzara mi relación con Durek, mi madre estaba preocupada porque habían pasado tres años desde mi separación y no tenía novio. Cuando le dije que lo tenía, y me preguntó quién era... Para ser sincera, no sé si puedo contar mucho sobre eso. Es muy conflictivo", confesaba la propia princesa.

"En Noruega, nuestro noviazgo es muy pero que muy polémico. Yo debería estar con un consejero delegado, con un lord o alguien así, de alto nivel. Estar con un chamán es algo extremadamente fuera de lo normal. Es una locura".

Marta Luisa de Noruega

La serie tendrá como hilo conductor la cara más personal de la princesa Marta Luisa, incluida su relación con Durek Verret

Gtres

Pero no todo son declaraciones para Marta Luisa. La hermana de Haakon de Noruega tiene previsto participar en un programa de desafíos en el emulará a Pilar Rubio con una serie de retos en los que compartirá protagonismo con otros rostros conocidos del país. Será un mix entre las pruebas a las que se somete la esposa de Sergio Ramos en El Hormiguero y el programa de entrevistas de Jesús Calleja y dará a conocer el lado más aventurero de la royal en un entorno de naturaleza y aventura.

"La vida es más divertida y mejor si nos atrevemos a arriesgarnos en el camino. Mi lema siempre ha sido que hay un límite hasta el que se puede llegar y en realidad es muy liberador pensar en enfrentarse a un desafío por grande o pequeño que sea. Todos necesitamos momentos divertidos e inspiración en la vida cotidiana y no podría haberme traído un grupo más fascinante para darle a los espectadores eso", explica el conductor del programa, Harald Ronneberg.