Marta Luisa de Noruega se ha convertido en la princesa arriesgada e intrépida a la que no se le pone nada por delante. Atrevida, divertida e influencer, la hija de los reyes Harald y Sonia ha convertido sus redes sociales -y ahora la televisión- en una importante fuente para conocerla mucho más de cerca.

Artículo relacionado

La princesa está protagonizando una docuserie sobre su vida, titulada Martha, en la que está revelando datos y curiosidades hasta ahora desconocidas. Simplemente el nombre de este trabajo la desliga completamente de su vínculo con la Familia Real, toda una declaración de intenciones.

Marta Luisa de Noruega

En 2021, un canal de televisión noruego hará una serie documental sobre el día a día de la princesa Marta Luisa.

Gtres

Su nuevo proyecto, emitido en la cadena TV2, contará además con las apariciones de sus tres hijas, Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah, y de su pareja, el chamán Durek Verret.

Uno de los detalles más interesantes de las revelaciones que la princesa está realizando ante las cámaras es el motivo por el que quiso desprenderse de su representación institucional en 2002, renunciando así a los privilegios que le otorgaba este papel para con la Corona noruega y al tratamiento de Alteza Real. Tal y como Marta Luisa explica, fue la escasa asignaci��n que recibía. "Estuve en una encrucijada. Obtuve una paga durante un par de años y luego obtuve 160.000 (coronas) al año -unos 16.000 euros-. Pero no puedo vivir de eso. ¿Entonces tengo que casarme con un hombre rico y seguir obteniéndolo del Estado, o tengo que decir que no al dinero que obtengo del Estado y luego salir y ganar mi propio dinero?".

Marta Luisa de Noruega

La princesa Marta Luisa comienza la grabación de "Martha", un documental que hablará de su vida espiritual.

Gtres

"Fui uno de los primeros miembros de la realeza en desvincularme y conseguir un trabajo. Para mí sería muy raro casarme con un hombre rico y no hacer nada. Probablemente soy uno de las noruegos que más feliz se siente de pagar sus impuestos", continua Marta Luisa de Noruega.

Un camino que para la princesa no ha sido nada fácil, sobre todo desde que anunciara su relación con Durek Verret. La pareja ha sufrido muchas acusaciones de utilizar su título como reclamo para que el negocio de su pareja fuera mejor, razón por la cual aceptó dejar de usarlo a excepción de en sus compromisos con la Casa Real.