Fue con motivo de su 49 cumpleaños -el pasado 22 de septiembre- cuando la princesa Marta Luisa de Noruega recibía una inesperada visita que, sin dudar a dudas, le alegraba el corazón. Después de más de seis meses sin verse, su novio Durek Verret atravesaba el océano para celebrar junto a su pareja este día tan especial.

Artículo relacionado

El chamán llegaba en un momento muy crítico para la hija de Harald y Sonia de Noruega, quien confesaba días antes a través de redes sociales que no estaba atravesando un buen momento personal. "Algunos días son mejores que otros, y últimamente he tenido algunos días realmente malos. A veces todo se siente demasiado y abrumador y tiendo a caer en un pozo de desesperación, autocompasión y a sentirme como una víctima en todas las áreas de la vida", confesaba la princesa.

Pero la sorpresa traía una gran duda que no se ha resuelto hasta ahora. Las tres hijas de la princesa, Maud Angélica, Leah Isadora y Emma Tallulah apenas coincidieron con Durek. ¿El motivo? Además de que no está bien visto que, en medio de una pandemia, la Casa Real de Noruega reciba visitas desde el otro lado del charco, las también hijas del fallecido Ari Behn entrarían en cuarentena, lo que les haría perder varios días de clases.

Por esta razón, las tres jóvenes pudieron pasar algunos días en casa de sus amigos y/o tíos Haakon y Mett-Marit, con el objetivo de no mantener contacto con Durek Verret en casi ningún momento.