No hay duda de que la reina Margarita de Dinamarca tiene ganado el corazón de los daneses. Su Jubileo de Oro ha sido celebrado por miles de ciudadanos que han compartido con ella la emoción y el orgullo de una fecha histórica para el país.

Artículo recomendado

Margarita de Dinamarca celebra sus 82 años rodeada de su familia en un momento clave de su reinado

Margarita de Dinamarca celebra sus 82 años rodeada de su familia en un momento clave de su reinado

Y precisamente ha sido con motivo de este aniversario tan especial la donación que cuatro empresas danesas (Salling Foundations, Holch Povlsen Foundation, Systematic y Lindberg Optik) han realizado para conmemorar los 50 años de la soberana al frente del trono de Dinamarca. Una suma que supera los cinco millones de euros destinados a realizar una extensa renovación y preparación para el futuro del castillo de Marselisborg.

Castillo de Marselisborg
Det Danske Kongehus

La donación se entregó durante la cena oficial del municipio de Aarhus con motivo del viaje de verano de la reina al municipio, y fue una gran sorpresa para la monarca que lo recibió emocionada, sobre todo por el valor sentimental que esta residencia vacacional tiene para la familia.

El Castillo de Marselisborg se enfrentará a un importante proyecto de renovación, que en diferentes etapas durante los próximos diez años asegurará el futuro del castillo y la zona del jardín como residencia real, y como jardín público cuando la Familia Real no se encuentre alojada en el mismo.

Margarita de Dinamarca
Det Danske Kongehus

El castillo de Marselisborg fue construido en los años 1899-1902 y fue un regalo popular para los abuelos de la reina, el príncipe Christian (décimo) y la princesa Alexandrine, con motivo de la boda de la pareja real posterior en 1898. Después de la muerte de la reina Alexandrine en 1952, el castillo pasó a Frederik IX y a la reina Ingrid, quienes 15 años más tarde pusieron el castillo a disposición de la princesa Margarita y el príncipe Enrique. El castillo fue modernizado en la misma ocasión con los fondos que la pareja había recibido como regalo público con motivo de su boda. Desde entonces, el Castillo de Aarhus ha sido el escenario de Navidad y Semana Santa para la familia real.

A lo largo de los años, los ciudadanos de la ciudad y otros visitantes se han beneficiado tanto de las numerosas obras de arte del jardín del castillo como de los rosales y árboles. Esta inversión garantizará que ciudadanos y Familia Real puedan seguir disfrutando de estos espacios, con mayor seguridad. El proyecto de renovación comenzará a fines del verano de 2023 e incluirá una optimización energética del castillo, un nuevo techo de cobre, nuevas agujas y ventanas, así como una restauración de la escalera del jardín.

[Imágenes: Det Danske Kongehus]