Mar Torres y Froilán están pasando el confinamiento separados, una decisión que tomaron para respetarlos preceptos y medidas establecidos en el estado de alarma.

Artículo relacionado

Ella en Madrid y él en Marbella, recluido con un amigo dentro de uno de los hoteles mejor valorados de la Costa del Sol, llevan separados unas cuantas semanas. Una situación sobre la que la joven ha realizado unas declaraciones en uno de los breves paseos que realiza para sacar a su perro, al igual que hace su suegra, la infanta Elena.

Mar Torres y Froilán
Gtres

Los cientos de kilómetros que separan a la pareja no han impedido que permanezcan en contacto a través de videollamadas, tal y como están haciendo el resto de ciudadanos que pasan la cuarentena en sus casas. "Todos sanos, gracias a Dios", declaraba Mar Torres en una de sus recientes salidas. "Ojalá nos recuperemos todos y todo vaya bien. Esperemos que esto se pase".

Cada tarde, imitando el comportamiento de su suegra, la joven acude a la cita de los aplausos en homenaje a los sanitarios del país. Lo hace desde el balcón de su casa, donde está confinada con su familia. Ante las preguntas sobre su noviazgo, Mar ha sido muy escueta, pero su inevitable sonrisa confirma que, a pesar de la distancia, la relación con Froilán sigue viento en popa.